Apple Pay encuentra fuerte resistencia

Con apenas una semana en el mercado, el sistema de pagos electrónicos mediante tarjetas de crédito virtuales, Apple Pay, está encontrando una seria resistencia entre grandes tiendas del país.

El pasado fin de semana dos cadenas de farmacia, CVS y Rite Aid, dejaron de aceptar los pagos con esta aplicación de Apple. Ambas forman parte de una coalición de empresas que tienen intención de lanzar otra plataforma de pago, CurrentC. En las farmacias tampoco se aceptan los pagos con la cartera electrónica de Google.

Otros comercios como Wal Mart o Gap forman parte de este grupo que lanzará el sistema de pagos alternativo que podría competir contra las principales tarjetas.

Los altos costos de Apple Pay, que cobra una comisión de uso, resta atractivo a los bancos y comerciantes. Estos últimos además pierden una fuente de fidelización con sus tarjetas y no ven descuentos en sus comisiones, razón por la que algunos reconsideran este servicio.

Pese al revés, Apple Pay mantiene un número de tiendas que se han apresurado a aceptar esta tecnología, entre estas Walgreens, Whole Foods, Macy’s, McDonald’s y Nike. Seún un informe de 2013 de Forrester Research a través de pagos electrónicos se harán transacciones por valor de $90,000 millones en 2017