Cambian pautas para personal que vuelva de los países con ébola

Washington

El Gobierno de Estados Unidos tenía previsto anunciar ayer nuevas directrices para los trabajadores de salud que retornen de los países africanos afectados por el ébola, tras las críticas de la Casa Blanca y otras autoridades a las cuarentenas obligatorias decretadas en Nueva York y Nueva Jersey.

El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, adelantó en su rueda de prensa diaria que los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) dieron a concer “directrices adicionales” para los trabajadores de salud que regresen de África Occidental, la región más golpeada por el ébola.

Los protocolos que emitirán los CDC están basados en la “evidencia científica” sobre el ébola y en la “experiencia” de ese organismo con anteriores brotes del virus, según Earnest, quien admitió, no obstante, la “autoridad” que tienen los funcionarios estatales y locales para imponer cuarentenas si así lo consideran.

Las duras medidas contra el ébola impuestas por Nueva York y Nueva Jersey, y a las que se han ido sumando otros estados, están recibiendo críticas por parte de la ONU y el presidente Barack Obama, entre otros, por su falta de claridad y las consecuencias negativas que podrían tener para combatir la enfermedad en África