CEO de Apple admite ser gay

Tim Cook: 'Ha sido duro e incómodo a veces'
CEO de Apple admite ser gay
Tim Cook, CEO de Apple, admitió publicamente que es gay en una columna que escribio para Blomberg News.
Foto: Archivo.

Washington

El CEO de Apple, Tim Cook, reconoció públicamente su homosexualidad y en un ensayo publicado ayer se declara “orgulloso de ser gay”, algo que considera “uno de los mayores dones” que Dios le ha dado.

“Aunque nunca he negado mi orientación sexual, no la había admitido públicamente hasta ahora. Así que permítanme ser claro: estoy orgulloso de ser gay y considero ser gay uno de los mayores dones que Dios me ha dado”, afirma Cook, uno de los empresarios más poderosos del mundo, en un ensayo publicado en Bloomberg.

Cook, originario de Alabama, en el sur de EE.UU., recuerda sus “raíces humildes” y que nunca ha buscado “llamar la atención.”

Pero sostiene a continuación que se inspiró en el líder de los derechos civiles Martin Luther King para decidirse a dejar a un lado su “deseo de privacidad” y “hacer algo más importante”, como hablar públicamente de su homosexualidad, para poder ayudar a otras personas en su misma situación.

Ser gay “me ha dado una comprensión más profunda” de lo que significa formar parte de “una minoría” y “me ha hecho más empático, lo que me ha llevado a (tener) una vida más rica”, reflexiona Cook.

“Ha sido duro e incómodo a veces, pero me ha dado confianza para ser yo mismo, seguir mi propio camino y superar la adversidad y la intolerancia”, añade.

Cook, quien asumió el liderazgo de Apple en agosto de 2011, pocos meses antes de la muerte de su mítico cofundador Steve Jobs, sostiene que el mundo “ha cambiado mucho” desde que él era un niño y Estados Unidos “está avanzando” hacia el reconocimiento del matrimonio entre homosexuales.

No obstante, en muchos estados sigue habiendo leyes que permiten a los empleadores despedir a una persona “basándose únicamente en su orientación sexual”, recuerda.

“Yo no me considero un activista, pero me doy cuenta de lo mucho que me he beneficiado del sacrificio de otras personas”, comenta Cook. Y agrega después: “Así que si escuchar que el CEO de Apple es gay puede ayudar a alguien que está luchando por definir quién es, o consolar a alguien que se siente solo, o inspirar a la gente a insistir en la igualdad, entonces merece la pena sacrificar mi privacidad”.

El ejecutivo cuenta en su colummna que cada día, al llegar a su oficina, mira las fotos que tiene enmarcadas de Luther King y de Robert F. Kennedy