Extienden plan para ancianos

Se preparan para aumento de esta población
Extienden plan para ancianos
MANHATTAN, NY, 10-5-2013, MILES DE INMIGRANTES CRUZARON EL PUENTE DE BROOKLYN , PIDIENDO LA REFORMA MIGRATORIA PARA TODOS LOS INDOCUMENTADOS.Humberto Arellano( El Diario /)

La población de ancianos aumentará en un 45% en las próximas dos décadas en la ciudad de Nueva York, según el Departamento de Plenacion de la ciudad, por lo que el Comité de Envejecientes del Concejo estudia medidas para extender a 10 nuevas áreas el programa vecindarios amables para ancianos.

El programa funciona actualmente en los vecindarios de East Harlem, Upper West Side, Bedford-Stuyvesant y Pelham Parkway y gracias a una partida de $400 mil dispuesta en el presupuesto del año fiscal 2015 la iniciativa se extenderá a otras áreas que no están designadas todavía. “Como ciudad, debemos medirnos a nosotros mismos sobre cómo ayudamos a los que son más vulnerables”, dijo la presidenta del concejo Melissa Mark Viverito, que anunció que su meta para 2018 es extender el programa a todos los 51 distritos que componen el concejo

Donna Corrado, Comisionada del Departamento de Envejecientes de la Ciudad, reconoció durante su testimonio los logros alcanzados desde que fue implementado el programa, en 2010, agregando que la meta es preparar a la ciudad responsablemente para las personas mayores.

El programa ha sido muy exitoso en el aspecto de servir en las necesidades de las personas mayores que viven en esas áreas, les provee un mejor y fácil acceso para el transporte, descuento en los negocios locales, entre otros.

El primer distrito en que fue implementado el programa fue en East Harlem, en donde se logró que se dedicaran horarios especiales para los envejecientes, en la piscina del Thomas Jefferson Park, se incrementó la distribución de 200 sillas en los negocios de los vecindarios y se mejoró el acceso y la programación para los adultos en los museos, restaurantes y bibliotecas.

. La expansión de la iniciativa se realizará en asociación con la Academia de Medicina de Nueva York y la Oficina de envejecientes del alcalde.