Mujer decapitada por hijo en Long Island era profesora universitaria

Patricia Ward fue asesinada por su hijo Dereck quien sufría de problemas siquiátricos desde hace más de una década
Sigue a El Diario NY en Facebook
Mujer decapitada por hijo en Long Island era profesora universitaria
Patricia Ward era profesora del Farmingdale State College.
Foto: Suministrada

Nueva York – Las autoridades han dado a conocer más detalles del macabro caso del hombre con problemas mentales que decapitó a su propia madre y lanzó su cuerpo sin vida a una calle de Long Island, antes de saltar a los rieles del tren de LIRR.

Dereck Ward (35) desmembró el martes a su madre, Patricia Ward, una profesora universitaria de 66 años sin razón aparente, dijeron las autoridades. El hombre, quien batallaba con problemas siquiátricos por más de una década, se estaba quedando con su madre por un corto periodo cuando la asesinó al interior de su apartamento de Farmingdale antes de suicidarse, indicó la Policía del Condado Nassau.

“Había múltiples señales de trauma, múltiples puñaladas, costillas rotas”, dijo el detective John Azzata en conferencia de prensa. “Se cree que uso un cuchillo que fue recobrado”.

Azzata contó que el martes como a las 8 p.m., Ward arrastró el cuerpo sin vida de su madre desde el segundo piso de su casa por las escaleras, pasó por el recibidor del edificio y lo lanzó a la calle junto con la cabeza.

Luego de dejar los restos en plena calle de Secatogue, el hombre caminó tres calles del vecindario, cruzó sobre los rieles del Long Island Rail Road y saltó frente al tren que venía en dirección este.

Patricia Ward fue vista por última vez con vida unas cuatro horas antes de que su cuerpo fuera abandonado. Los horrorizados vecinos inicialmente creyeron que se trataba de una broma de Halloween.

Algunos vecinos dijeron incluso estar pensando en mudarse del edificio luego de lo sucedido.

La mujer fue recordada por los empelados del Farmingdale State College como una profesora con 28 años de servicio en la institución, y con una reputación intachable. “Ella era bien conocida, bien relacionada y muy respetada”, dijo la Universidad en un comunicado. “El campus es un lugar muy triste hoy”.

Algunos vecinos describieron a la madre como un alma tranquila que frecuentemente estaba caminando a su perro descrito como pequeño y blanco. Al parecer se había mudado hace apenas unos tres meses al edificio de apartamentos de lujo.

Derek Ward había pasado 45 días en prisión en el 2006 tras ser hallado culpable de posesión de 100 píldoras de Valium y una pistola 9 mm Smith & Wesson. En el 2003 había sido arrestado otra vez por comportamiento criminal.

La Policía dijo que el asesino ya era una persona inestable mentalmente cuya salud se había deteriorado luego de la muerte de su abuelo en agosto del 2013. El padre, John Ward (66), estaba divorciado de la madre desde hace varios años.