Inmigrantes en NYC piden a Obama que no corte alivio migratorio

Activistas solicitan al presidente que no se quede corto en sus promesas
Inmigrantes en NYC piden a Obama que no corte alivio migratorio
La organización Make the Road New York realizó la protesta la semana pasada.
Foto: Cortesía Make the Road

Nueva York – Ante los malos presagios sobre el futuro de la reforma migratoria y las posibles acciones ejecutivas presidenciales al respecto, la organización Make the Road New York realizó una protesta la semana pasada previa a las elecciones de este martes, para pedirle al presidente Barack Obama que no se quede corto en sus promesas.

Obama decidió postergar en agosto cualquier anuncio de alivio migratorio hasta después de las elecciones legislativas de este martes. La organización ha recogido información de que el presidente hablará del tema a más tardar fines de noviembre, pero las perspectivas no son optimistas para millones de indocumentados.

“Tememos que sólo se vaya a ofrecer alivio a los padres de ciudadanos, pero se quedarían por fuera los padres de los beneficiarios de DACA (Programa de Acción Diferida), los jóvenes y los padres de los que no calificaron para DACA la primera vez, y también personas de la comunidad LGBT”, dijo a El Diario Natalia Aristizábal, vocera de Make the Road.

“Los datos vienen de la redes nacionales que hablan constantemente con el presidente y autoridades de la ciudad”, explicó.


Lee también:

Beneficiados con DACA deben tener cautela para viajar

Obama pide a latinos seguir creyendo en él

Casa Blanca busca reparar imagen de Obama en inmigración


La organización espera que los beneficiarios sean el mismo número que se calculaba en la propuesta del senador de Nueva York Charles Schumer, que le da prioridad a inmigrantes que lleven más de cinco años en el país y que no tengan antecedentes criminales.

Entre los asistentes a la protesta estaba la mexicana Sonia Molina (25), quien fue beneficiaria de Daca en 2012. “Pienso que todos tienen el mismo derecho de beneficiarse”, dijo frente a la sede de la organización en Queens. “Si Obama empuja ese alivio, se quedarían por fuera muchas personas queridas, incluyendo mi mamá. Ojalá el presidente haga más esfuerzo para no separar a las familias”.

Por su parte, el ecuatoriano Jaime Rogel (50) se siente parte de la fuerza productiva del país. “Quiero pedirle al presidente que sancione una ley con amplia cobertura que nos proteja a los que trabajan como yo y pagan impuestos. Pero no podemos superarnos por la falta de estatus legal que incluya a nuestras familias”.