El Presidente promete actuar sobre inmigración

Está listo para emitir una orden ejecutiva antes de fin de año, asegura el mandatario
El Presidente promete actuar sobre inmigración
Un amigo es uno que lo sabe todo de ti y a pesar de ello te quiere.
Foto: agencia fotógrafo

El Presidente Barack Obama dijo ayer que está “ansioso” por actuar administrativamente en inmigración y que no esperará más a los republicanos, dando paso a un probable enfrentamiento político con los republicanos que este martes ganaron control total del Congreso.

“Estoy ansioso por ver lo que proponen, pero lo que no voy a hacer es esperar más”, dijo Obama, quien aseguró que actuará antes del fin de este año calendario, es decir, antes que los republicanos tomen control del Senado.

Con un Congreso dominado por los Republicanos y un Presidente que ya va de salida, el gran pendiente de ambos partidos con la comunidad latina, la reforma migratoria, podría convertirse en el gran tema de choque de los próximos meses, indicaron expertos.

“Si, está claro que habrá un enfrentamiento sobre este tema”, indicó David Johnson, consultor de campañas republicanas nacionales. “Y el enfrentamiento será no sólo entre los republicanos del Congreso y Obama, sino entre los propios republicanos. Entre los moderados y los radicales”.

La reforma migratoria no está entre las prioridades de los republicanos declaradas al ganar el control de ambas Cámaras del Congreso y las bases de ambos partidos empujarán en dirección contraria sobre este tema, y también probablemente sobre otros temas de interés para los latinos, como salario mínimo, déficit, gasto social, etc.

“Este es un tema importante para la base republicana”, dijo Ralph Sonenshein, director del Instituto Pat Brown de Política Pública de Los Ángeles. “También lo es para parte importante de la base demócrata, los latinos, pero ambas no coinciden en lo que desean”.

Cuánto podrá avanzarse luego del largo estancamiento del tema es algo que dependerá en gran medida de la discusión interna de los republicanos y de los planes demócratas de pagar una deuda con un electorado que será de gran importancia en las presidenciales de 2016, coinciden expertos.

“Obama tendrá que hacer una decisión difícil y actuar administrativamente. Y allí seguramente los republicanos van a volverse locos y hablar incluso de destitución”, dijo Sonenshein.

Pero otros líderes nacionales republicanos podrían sugerir algún tipo de legislación migratoria para al menos demostrar que hicieron el esfuerzo de cara a las elecciones de 2016, en las que el voto latino hostil puede ser su mayor obstáculo, agregó el analista.

“Ambos partidos saben la importancia del voto latino en 2016”, dijo Costas Panagopoulos, profesor de ciencias políticas de Fordham University