Irak confirma que líder de ISIS está herido

Abu Bakr al-Baghdadi resultó herido en un ataque aéreo de la coalición internacional en el norte de Irak, realizado el pasado viernes

Guía de Regalos

Irak confirma que líder de ISIS está herido
El líder de los yihadistas resultó lesionado en Mosul.
Foto: Imagen tomada de video

El gobierno de Irak confirmó este lunes que el líder del Estado Islámico (ISIS), Abu Bakr al-Baghdadi, resultó herido en un ataque aéreo de la coalición internacional en el norte de Irak.

Durante el bombardeo realizado el pasado viernes por la coalición internacional, encabezada por Estados Unidos, murieron otros jefes de ese grupo yihadista, confirmaron las autoridades iraquíes.

Abú Mohammed Al Adnani, considerado uno de los voceros del Estado Islámico, confirmó a través de su cuenta de Twitter que al-Baghdadi se encuentra herido, pero que los yihadistas le desean una rápida recuperación, según la cadena árabe Albawaba en su sitio web.

El ministro de Defensa de Irak, Jalid al Ubaidi, también señaló en su página de Facebook que el autoproclamado califa del ISIS resultó herido en un bombardeo de la coalición internacional contra un convoy de vehículos que circulaba cerca de la norteña ciudad iraquí de Mosul.

Por su parte, el Ministerio iraquí del Interior corroboró que al-Baghdadi fue herido el viernes pasado, pero manifestó que fueron aviones de su país los que llevaron a cabo el ataque en al región de Al Qaim, en la provincia siria de Al Anbar.

La confirmación llega dos días después de que surgieron versiones de que el líder del Estado Islámico había resultado herido durante un ataque estadunidense contra un convoy en el que viajaba junto a otros líderes yihadistas en las cercanías de Al Qaym, en la frontera con Siria.

El Comando Central de Estados Unidos informó la víspera que aviones de la coalición internacional realizaron el viernes pasado una serie de ataques aéreos, uno de los cuales alcanzó el convoy en el que viajaban varios dirigentes del ISIS, pero desconoce si iba al-Baghdadi.

Esos bombardeos fueron lanzados después de que el presidente estadunidense, Barack Obama, autorizó el despliegue de hasta mil 500 soldados a Irak para asesorar y entrenar a las fuerzas iraquíes y a combatientes kurdos en su lucha contra el Estado Islámico.