Estudiantes y maestros bloquean aeropuerto de Morelia, Michoacán

Anuncian que el jueves tomarán las alcaldías en protesta por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa
Estudiantes y maestros bloquean aeropuerto de Morelia, Michoacán
Estudiantes impiden en acceso a la terminal aérea.
Foto: Imagen tomada de Twitter

Las movilizaciones en protesta por la desaparición de los 43 estudiantes desaparecidos desde el pasado 26 de septiembre, en Iguala, Guerrero, se han radicalizado y este miércoles cientos de estudiantes del estado mexicano de Michoacán bloquearon el acceso al aeropuerto de Morelia.

Los alumnos de al menos ocho escuelas de formación docente bloquearon la entrada principal al aeropuerto Francisco J. Mujica, ubicado en el municipio de Álvaro Obregón, lo que obligó al personal de la terminal a habilitar un acceso por el área de hangares, según fuentes del sector.

Los jóvenes llegaron poco antes del mediodía al aeropuerto en autobuses que tomaron por la fuerza en la autopista siglo XXI, que une a Morelia, la capital de Michoacán, con la costa del Pacífico.

De momento, la manifestación no ha ocasionado la suspensión de vuelos, dijeron fuentes de la oficina del comisionado para Michoacán, Alfredo Castillo.

Además de los bloqueos al aeropuerto, los estudiantes tomaron algunas casetas de cobro de peajes y anunciaron que este jueves harán tomas a las 113 alcaldías de Michoacán, donde colocarán fotografías de los 43 estudiantes desaparecidos.

Las manifestaciones también se replicaron este miércoles en el sureño estado de Oaxaca, donde estudiantes realizaron bloqueos en casetas de cobro y a entidades oficiales.

La desaparición de los estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa ha generado numerosas manifestaciones en el país, la mayoría de ellas pacíficas, aunque se han registrado brotes violentos contra entidades oficiales en Guerrero y Ciudad de México.

Según la investigación oficial, los 43 estudiantes fueron detenidos por policías el 26 de septiembre en Iguala y entregados al cártel Guerreros Unidos en una noche en la que seis personas murieron en ataques a tiros ordenados por el entonces alcalde, José Luis Abarca, detenido la semana pasada.

De acuerdo con el testimonio de tres miembros del grupo criminal, los jóvenes fueron asesinados e incinerados por órdenes del líder de Guerreros Unidos, Sidronio Casarrubias, quien creyó que eran miembros del grupo rival Los Rojos.

Sin embargo, los 43 estudiantes permanecen bajo el estatus legal de desaparecidos hasta que las pruebas genéticas a los restos humanos hallados en el municipio de Cocula, vecino a Iguala, confirmen si son los jóvenes de Ayotzinapa.

Los familiares de los 43 estudiantes sostienen que mientras no haya pruebas, seguirán exigiendo la búsqueda de sus hijos vivos, y acusan al Gobierno de torturarlos de “manera descarada”.

Con información de EFE