Impulsan medidas para evitar desalojos de pequeños comerciantes

Algunos de estos espacios en NYC tienen que cerrar al no poder renegociar el alquiler
Impulsan medidas para evitar desalojos de pequeños comerciantes
En los primeros ocho meses del año, hubo 3,930 desalojos de pequeños negocios.
Foto: Getty Images

@anabnieto

El 90% de los negocios del área metropolitana de Nueva York tiene menos de 20 trabajadores. Estas pequeñas empresas han creado empleo cuando las grandes los destruían, pero muchas no podrán sobrevirir a las fiestas debido a la subida constante de las rentas.

Según el Small Business Congress of NYC, en los primeros ocho meses del año hubo 3,930 desalojos de pequeños negocios, una media de 491 al mes. Dicha organización quiere incluir una cláusula de mediación y arbitraje vinculante en los contratos de renta para forzar a los caseros a ofrecer términos menos duros a sus inquilinos y disminuir así la alta tasa de desalojos y cierres.

Sung Soo Kim, del Centro Coreano Americano de Pequeños Negocios, afirma que la cifra de desalojos no termina de dar una idea de los problemas que enfrentan los dueños de los negocios a la hora de renovar su lease. “Un tercio de nuestros asociados ha sido desalojado y el resto no puede renovar su contrato de alquiler; esto se aplica también a otras comunidades”, explica.

A veces los desalojados pueden volver a abrir sus puertas en otro lugar. En el proceso se pierden empleos, que a veces nunca se recuperan.

La concejal de El Bronx, Annabel Palma, impulsa el Small Business Jobs Survival Act, un proyecto de ley municipal que daría a los dueños de pequeños negocios mayores derechos a la hora de renovar sus contratos de renta, “y por lo tanto una mayor posibilidad de predecir sus futuros costes”.

Haciéndose eco del proyecto del Small Business Congress de NYC, la ley de Palma obligaría a caseros e inquilinos a entrar en una mediación cuando éstos no estuvieran en condiciones de pagar lo que aquellos les exigen para renovar su contrato de alquiler. Si esto no funciona se pasaría a un arbitraje obligatorio, que debería “crear un ambiente de negociación que permita a los pequeños negocios sobrevivir y animar la retención de empleo”, según el texto del proyecto.

Algunos empresarios se quejan de que a veces los dueños de los locales, no sólo les suban astronómicamente el alquiler, sino que ni siquiera quieren negociar con ellos.

Soo Kim dice que con la ayuda de la Defensora del Pueblo, Letitia James, su organización va a apoyar este proyecto. “La ley estuvo a punto de pasar hace dos años pero la presidenta del Concejo, Christine Quinn la paró”, dice.

Desde el Servicio a Pequeños Negocios de la ciudad se afirmaba ayer que se está trabajando para reforzar a estos empresarios para que puedan competir en un mercado siempre cambiante. “Hay servicios legales pro-bono accesibles para ayudar a negociar y revisas alquileres”, explica un vocero.

Desde el Servicio a Pequeños Negocios de la ciudad se afirmaba ayer que se está trabajando para reforzar a estos empresarios para que puedan competir en un mercado siempre cambiante. “Hay servicios legales pro-bono accesibles para ayudar a negociar y revisar alquileres”, explican

El martes pasado, la dueña de la pastelería Carrot Top Bakery de Washington Heights, Renee Mancino, se quitó la vida. A Mancino le habían diagnosticado recientemente un cáncer y estaba en un estresante proceso de renovación del alquiler de un negocio que tenía abierto desde hacía 30 años y ahora corría el riesgo de perder.