En busca de los jóvenes con Scion iM

Un auto funcional con un look deportivo para los compradores más jóvenes

El diseño del Scion iM está inspirado en autos de carreras europeos.
El diseño del Scion iM está inspirado en autos de carreras europeos.
Foto: Suministrada

Con un look muy parecido al Mazda 3 hatchback de 5 puertas, y mirando a los jóvenes que buscan una alternativa económica, rápida y funcional para el día a día, el proyecto del Scion iM se puso en marcha.

Así está diseñado y con todo esto en mente, el Scion iM se estrenará el miércoles 19 de noviembre en el Auto Show de Los Angeles.

El concepto de IM es un hatchback compacto de cinco puertas, con aspecto deportivo inspirado en los autos que se observan en el circuito de carreras de turismo europeo. El concepto trae un cautivante estilo deportivo, con inserciones geométricas en la parrilla, tomas de aire profundas y luces de niebla.

La mezclada pintura “Incrediblue” se complementa con detalles en plata mate y bronce de cañón.

Para crear una apariencia lista para la carretera, el concepto de IM tiene la aerodinámica de ancho y una altura más baja para un paseo más deportivo.

La inspiración del rendimiento va a través de las llantas de aleación forjadas de 19 pulgadas y neumáticos de alto rendimiento deportivo.

Los rotores delanteros ventilados y pinzas de 4 pistones trabajan con la suspensión de carreras con una altura ajustable para completar el diseño deportivo.

“Los gustos de los compradores más jóvenes de hoy en día han evolucionado. Quieren un auto que ofrece emoción e individualidad, así como confort, tecnología y fiabilidad, y nosotros les ofrecemos eso”, aseguró el vicepresidente de Scion, Doug Murtha.

“El concepto de IM combina un estilo elegante con la versatilidad de un hatchback moderno para llamar la atención de los clientes de Scion”, agregó Murtha.

Scion es una subsidiaria de Toyota para el mercado joven. Fue fundada en el 2002, con el objetivo a largo plazo de atraer a los consumidores de la Generación Y.

La marca fue lanzada originalmente con promesas de ciclo corto y de productos de valor basados en parte en los bajos márgenes de distribuidor, pero se convirtió en difícil de mantener ya que las ventas cayeron después de la recesión económica del 2008.