Inscripción en Obamacare

La ley requiere básicamente de los estadounidenses pagar seguro médico o una multa, y de las aseguradoras aceptar a todos.

Se espera que 10 millones se inscriban a través del sitio federal healthcare.gov, sitios estatales o de las aseguradoras, e instituciones relacionadas.

Aquellos ya registrados no necesitan hacer nada para seguir inscritos. Pero harán bien en revisar si sus planes actuales cambiaron y si hay mejores ofertas.

Quienes no puedan pagar las primas de seguro médico pueden anotarse en los planes gubernamentales de Medicaid o pedir un subsidio al gobierno.

La aplicación de Obamacare -aprobado por el Congreso en 2010- está a cargo de los gobiernos estatales, a menos que por razones políticas se hayan negado a hacerlo, en cuyo caso el gobierno federal es el responsable.

Este es el trasfondo de la demanda que deberá decidir en 2015 la Suprema Corte de Justicia. El máximo tribunal podría desmantelar Obamacare antes de julio próximo.

Obamacare es el caballito de batalla de los republicanos en su lucha por unificar sus filas y recuperar la Casa Blanca. Más de 50 veces la Cámara de Representantes votó contra esta ley. Cada vez, el Senado rehusó participar en el juego.

Con la reciente victoria electoral que confirió mayoría republicana en ambas cámaras se intensificará la confrontación; solo el veto presidencial evitará la caída de Obamacare.

Con todos sus defectos este sistema proporciona cuidados médicos a muchos de los que carecen de recursos y de voz, entre ellos millones de latinos, aunque no beneficie a los millones de indocumentados.

El ambiente de inestabilidad en torno a Obamacare – con la posibilidad del cierre de oficinas del gobierno y juicio político (impeachment) al Presidente el año próximo – no debe distraer de los beneficios del sistema ni disuadir a nuevos asegurados.

Es fundamental para el éxito del programa que todos se inscriban en el. Es importantísimo no esperar a enfermarse. Los subsidios federales para abonar las primas del seguro médico ponen al alcance de los estadounidenses una cobertura médica que ayudará a mantener una buena salud