Balance positivo y muy prometedor

ManuMorfin

Terminó el 2014 para la selección mexicana con un buen balance en lo deportivo y con motivación para enfrentar el 2015, año en el que se jugarán la Copa Oro y la Copa América.

Desde su llegada, la misión de Miguel Herrera fue convencer a jugadores, directivos y a la afición de que él era el indicado para guiar al conjunto azteca, y lo hizo muy bien.

Herrera consiguió el pase a la Copa del Mundo, sin problemas, en el repechaje contra Nueva Zelanda, y logró devolver la confianza en jugadores como Javier “Chicharito” Hernández, “Memo” Ochoa y Giovani dos Santos. Tuvo una muy buena actuación en Brasil y conjuntó un excelente grupo; además de cocinar el regreso del hijo pródigo, Carlos Vela.

El Tri regresó al mapa futbolístico y el próximo año luce bastante prometedor

quieromasfutbol.com