Los Knicks deben dar vuelta a la página

Los regresos de Calderón y Bargnani podrían ser la medicina que el equipo necesita para corregir el mal rumbo con que ha arrancado la temporada de la NBA
Los Knicks deben dar vuelta a la página
Los Knicks quieren despertar
Foto: EFE

El futuro pinta la posibilidad de un mejor mañana para los Knicks, que tras su más reciente derrota ya cuentan las horas para que dos de sus titulares ausentes regresen de las lesiones que los han marginado y han castigado al equipo.

La derrota 117-113 ante los Milwaukee Bucks evidenció de nuevo la fragilidad que asola a la escuadra de Derek Fisher cuando no pisa el entablado el base armador español José Calderón, quien se ha perdido los primeros 13 partidos de la temporada luego de lesionarse nuevamente la pantorrilla justo antes del primer encuentro del año ante los Cleveland Cavaliers.

Shane Larkin se presentaba como la solución para ese problema, pero su desempeño ha dejado mucho que desear. En un sistema que requiere de un buen armador para coordinar el juego, la estadística del novato está anémica: 5.7 puntos y 2.6 asistencias por partido.

Calderón regresará para debutar. El ibérico no se ha estrenado con su nuevo equipo, y su aparición podría cargar consigo la dirección que tanto le urge al cinco del Madison Square Garden, que actualmente está en el fondo de la mediocridad con marca de 3-9.

Urge que se vista con el jersey de los Knicks, pues con él crece la peligrosidad ofensiva de la quinteta debido a la precisión que lo caracteriza en su carrera en la NBA.

Calderón es uno de los mejores tiradores de la historia de la liga.

Los Knicks necesitan el 48 por ciento de efectividad que Calderón presume con su tiro desde el terreno de juego y el 41 por ciento que avienta desde atrás del arco de los tres puntos, además de ser el cerebro que conoce a fondo las minucias del sistema del triángulo que el presidente Phil Jackson quiere implantar en Nueva York.

Junto a él podría reaparecer el italiano Andrea Bargnani, su viejo compañero de equipo en Toronto Raptors, quien también estuvo fuera por una distención en la corva ocurrida en el primer partido de pretemporada.

El entrenador Fisher ha barajado una rotación de cuatro jugadores—Quincy Acy, Jason Smith, Amar’e Stoudemire y Carmelo Anthony—para cubrir la posición de delantero de poder que dejó vacante el italiano tras su lesión.

Los Knicks enfrentaron un partido más anoche sin sus dos titulares, pero las cosas podrían cambiar para el encuentro de este sábado cuando se mida a un débil Philadelphia 76ers, ante quienes deberán aprovechar su superioridad en el papel para rescatar un triunfo y encontrar confianza.

El reencuentro entre Calderón y Bargnani puede ser la chispa que prenda el calentador de los Knicks ahora que el frío ya cala en la Gran Manzana, un poquito de esperanza para el cruento invierno que se avecina.