“Serial”, el adictivo podcast que tiene a millones siguiendo un asesinato

¿Quién asesinó a la joven Hae Min Lee? Esa el la pregunta que se hacen los millones de seguidores de "Serial", un podcast producido en Estados Unidos que se ha convertido en todo un fenómeno.
“Serial”, el adictivo podcast que tiene a millones siguiendo un asesinato
Serial

¿Quién asesinó a la joven Hae Min Lee?

Esa el la pregunta que se hacen los millones de seguidores de “Serial”, un podcast (programa que se puede escuchar y descargar en internet) producido en Estados Unidos, que desde que se estrenó a principios de octubre se ha convertido en todo un fenómeno.

En “Serial”, cada semana la periodista Sarah Koenig, quien ejerce las tareas de presentadora y productora ejecutiva, analiza los detalles del asesinato de la adolescente de origen surcoreano Hae Min Lee, ocurrido en enero de 1999 en Baltimore, en el estado de Maryland (noreste de EE.UU.).

Visite la página oficial del podcast “Serial”

La justicia condenó por ese crimen al exnovio de Lee, Adnan Syed, un joven de 17 años que fue sentenciado a cadena perpetua.

La condena a Syed se basó principalmente en el testimonio incriminatorio de un amigo suyo, sin que existieran otras pruebas materiales que vincularan al joven musulmán de origen paquistaní con el crimen.

De momento, ya se han podido escuchar ocho de los 12 episodios que se espera tendrá el podcast, que sólo está disponible en inglés.

Sarah Koenig y su equipo -en el que Ira Glass, creador del popular programa de radio estadounidense This American Life, hace de asesor editorial- están todavía investigando los detalles del caso, mientras van produciendo cada nuevo episodio, lo que contribuye a aumentar el suspenso, ya que a estas alturas nadie sabe cómo terminará la historia.

La andadura de “Serial” se inició hace algo más de un año cuando Koenig fue contactada por la abogada Rabia Chaudry, quien había leído alguno de los artículos que la periodista había escrito para el periódico The Baltimore Sun.

Chaudry le pidió que investigara el caso de un amigo de su hermano pequeño -Adnan Syed- quien en el año 2000 había sido condenado a pasar el resto de su vida en prisión por el asesinato de su exnovia, quien murió estrangulada y cuyo cuerpo fue hallado un mes después de que desapareciera.

Según la abogada, no había pruebas suficientes para condenar a Syed, un joven muy popular y estudioso que, en su opinión, era inocente.

Fue entonces cuando Koenig empezó a involucrarse en el caso que -según ella misma ha contado- acabó convirtiéndose en “una obsesión”.

Con la publicación de cada nuevo episodio, “Serial” ha ido ganando adeptos, hasta situarse como el podcast más popular en países como EE.UU., Reino Unido, Australia y Canadá, con más de 1,2 millones de descargas semanales en en portal iTunes de Apple.

En la página de foros Reddit se ha creado una comunidad de seguidores de “Serial” que recibe miles de visitas diarias y en la que se discuten las últimas revelaciones sobre el caso, tratando algunos de aportar nuevas teorías o pruebas que sostengan la culpabilidad o la inocencia de Adnan Syed.

En la popularidad de “Serial” -al que la prensa ha dedicado numerosos artículos en las últimas semanas y que incluso ha llamado la atención de algunos productores de Hollywood- no hay duda que ha jugado un papel importante la historia real en la que está basado.

Esta reúne los ingredientes necesarios para atrapar a los oyentes: una pareja de estudiantes de secundaria guapos y populares, un amor prohibido, drogas, sexo, cuestiones de raza y religión, y un asesinato.

El trabajo de la presentadora Sarah Koenig también ha contribuido al éxito del podcast, cuyo estilo narrativo ha sido comparado con la obra de escritores como Charles Dickens o Truman Capote y a series de televisión como “Los Sopranos” o “True Detective”.

Con un tono cercano e informal, la audiencia se involucra en la tarea investigativa de la periodista, en un viaje cuyo destino final se desconoce.

Cada semana Koenig, quien no duda en expresar en voz alta sus dudas y frustraciones, introduce un nuevo ángulo de la historia, que está contada a través de las entrevistas con algunos de sus protagonistas, incluido Adnan Syed, al que se oye hablar por teléfono desde la prisión en la que está cumpliendo su condena.

Llega un punto en que los oyentes, igual que le sucede a la presentadora, ya no saben a quién creer.

¿Cómo es posible que un joven tan popular y encantador matara a su exnovia? ¿Se trata de un mentiroso compulsivo o de un inocente condenado por un crimen que no cometió? Si no lo hizo él, ¿quién fue? ¿Fue todo fruto de la incompetencia de los investigadores del caso o las pruebas no dejan lugar a dudas?

“Las historias sobre crimenes reales tienen una tensión narrativa natural que atrapa a la gente”, asegura Dana Chivvis, una de las productoras de “Serial”.

“Estamos produciendo el podcast al mismo tiempo que vamos publicando los episodios y eso también añade tensión a la historia”, señala Chivvis en conversación con la BBC.

“Se trata de un formato moderno porque es un podcast pero al mismo tiempo utilizamos una de las formas de narración más antiguas”.

Chivvis no cree que “Serial” pueda compararse con los programas televisivos sobre crimenes reales ya que considera que muchos de estos “caen la explotacion y el sensacionalismo”, algo que en su podcast tratan de evitar.

“Estamos contando la historia a un nivel humano y creo que eso es lo que atrae a los oyentes. Los protagonistas son gente real y por eso se identifican con ellos”.

Cuando ya se han podido escuchar ocho episodios, internet hierve con las especulaciones sobre el final del podcast y con la posibilidad de que, a raíz de las investigaciones de Sarah Koneig y sus colaboradores, las autoridades decidan reabrir el caso de la muerte de Hae Min Lee o se someta a Adnan Syed a un nuevo juicio.

Quizás las preguntas que se hacen los millones de seguidores de “Serial” encuentren una respuesta en las próximas semanas.