Indocumentados esperanzados con anuncio de Obama

Muchos confían en que el alivio migratorio los librará de la deportación
Indocumentados esperanzados con anuncio de Obama
Auberto Castro cree que podrá legalizar su estatus migratorio.
Foto: Ciro César / La Opinión

La Acción Ejecutiva podrá beneficiar a indocumentados con hijos ciudadanos por lo que Auberto Guillermo Castro esperó con alegría esa noticia del presidente Barack Obama.

“Podremos salir, porque a veces uno quiere ir a lugares lejanos como Las Vegas y uno va manejando con miedo, de que algo nos pudiera pasar”, dijo Castro, mientras se encontraba en la Placita Olvera con su primo Rodrigo Castro. “¡Hasta podria ir a Mexico! Ir y venir”, añadió el nativo de Guerrero.

Castro tiene dos hijos pequeños que son ciudadanos y que serían un apoyo importante para obtener el alivio de una posible deportación. Sin embargo, desearía que todos se beneficiaran con ese decreto, como algunos de sus hermanos y primos que no podrán.

“Está bien que muchos seríamos los beneficiados y sé que mucha gente está esperando eso”, dijo Castro. “Hay muchísima gente que se ha portado bien que también lo merece”, añadió Castro, quien tiene 12 años viviendo en Estados Unidos.

La colombiana Blanca Rubí Soto ha estado orando desde hace 16 años, para que se le cumpla el milagro de poder legalizar su situación, hecho que se le cumple ahora luego que el Presidente anunciara su plan de alivio migratorio.

“Es como un sueño hecho realidad”, expresó en tono emocionado Soto (54), madre de un niño de 11, asegurando que desde que llegó a vivir a Morristown ha pasado por situaciones difíciles, especialmente por no tener documentos legales para trabajar.

Desde hace 12 años, Soto se dedica a limpiar casas para poder mantener a su hijo y a diario se ve obligada a conducir. “No tengo licencia de este país y, aunque lo hago con mucho miedo y respetuosa de las leyes, es un riesgo que tomo todos los días de que la policía me detenga”, indicó la mujer que posee una licencia de conducir internacional.

El hecho de poder legalizarse también le abre la esperanza de poder viajar a su país a ver a su mamá de 85 años. “Es algo que me llena de mucha ilusión, porque ya es mayor y está muy delicada de salud”, dijo.

La alegría de Soto se mezcla con un sabor amargo al saber que no todos se beneficiarán con la orden ejecutiva de Obama. “No creo que sea justo y todos deberían de calificar para una legalización, porque todos trabajamos muy duro y contribuimos a este país”.

Carmen Cerrada (60) llegó a Nueva York procedente de Venezuela hace 12 años junto a sus dos hijos.

Uno de ellos ya ha conseguido la residencia legal permanente, y por lo tanto ella espera poder acogerse al alivio migratorio anunciado anoche por el Presidente.

“Durante mucho tiempo me he sentido excluida, no me he sentido como una más en este país, y espero que eso cambie dentro de poco tiempo”, dijo Cerrada.

La venezolana no ha dejado de trabajar en distintos empleos desde que llegó al país para conseguir un futuro para sus hijos y, ahora que los dos han conseguido regularizar su situación (su hija pudo acogerse a DACA) y tienen un provenir asegurado, espera poder seguir junto a ellos.

“Nunca he dejado de vivir con miedo a que me deporten y no pueda ver más a mis hijos”, afirmó.

“Quiero sentirme por fin libre para vivir y trabajar aquí, es mi único deseo”, expresó la mujer.

Isabel Medina llegó hace 18 años a este país con su esposo y un hijo de 18 meses. Ahora tiene dos hijos ciudadanos y no pierde la esperanza de poder arreglar su situación legal.

“A pesar de que mi esposo y yo hemos trabajado muy duro durante estos 18 años, no hemos tenido la oportunidad de obtener un estatus legal”, dijo Medina. “No tenemos todavía esa oportunidad pero somos personas responsables que pagamos impuestos todos los años”.

El hijo mayor de Medina, de 19 años, está amparado bajo DACA, pero Medina y su esposo enfrentan el temor diario de ser deportados por carecer de estatus legal.

“Obama, nuestro presidente, nos prometió hacer algo desde el 2008. Nos prometió la reforma migratoria”, sostuvo. “Si no puede hacerlo, puede darnos un alivio migratorio con su orden ejecutiva”.

Se espera que la Acción Ejecutiva de Obama detenga las deportaciones, como ha ocurrido con DACA.

Sin embargo, se piensa que este decreto solo beneficie a los indocumentados con hijos ciudadanos. Los padres con jóvenes amparados bajo DACA tampoco entrarían en el beneficio.

En el caso de Medina, existe la posibilidad de recibir ese beneficio, ya que tiene dos hijos ciudadanos. Sin embargo, no dejará de abogar por el resto de los indocumentados.

“Aunque sabemos que mi esposo y yo podríamos estar calificando, como persona activista, luchando por la justicia social, no estoy abogando nada mas por aquellos como nosotros, que pueden ser incluidos”, dijo Medina. “Estoy luchando también por todo la comunidad”.

(Cristina Loboguerrero, Juan Matossian y Francisco Castro colaboraron con esta nota)