Menos regalos este año en los Latin GRAMMY

El Gift Lounge este año era más pequeño y sin nada que llamara la atención
Menos regalos este año en los Latin GRAMMY
Foto: Lucero Amador Miranda

Las Vegas – A pesar del enorme bullicio que todos los días hay en esta ciudad, celebraciones como el Latin Grammy, le añaden otro ritmo.

En los alrededores del enorme hotel y casino donde se realizan esta ceremonia, resulta imposible no toparse con alguna celebridad.

La gente duda de principio acercarse, pero las más atrevidas los detienen, preguntan si son tal o cual, y luego piden la foto de rigor.

Las grandes celebridades como Ricky Martin, Miguel Bosé, Juanes, saben como “blindarse” de las grandes multitudes y utilizan los accesos menos masivos de estos enormes hoteles.

FOTOS: Qué debemos esperar de los Latin Grammys 2014

Pero hay quienes, aunque famosos como Pablo Alborán, logran pasar desapercibidos y pueden caminar con más soltura por esta ciudad. Aunque el talento que más detiene la gente son los presentadores de televisión, en su mayoría los de Unvision, la cadena oficial de la transmisión de esta premiación.

Ellos gozan sus momentos gloriosos y se dejan querer por la gente que los ve en la pantalla grande o chica.

La celebración de los Latin Grammy no sólo trae música y diversión, sino también el placer de recibir un regalito.

En el Gift Lounge, algunos artistas se dan su vueltecita para ver que curiosidades les podría interesar y llenar la bolsa de recuerditos para llevar a casa.

En este lugar es donde los patrocinadores tienen la ingeniosa labor de dar a conocer sus productos.

En esta ocasión, encabezando la entrada de obsequios resulta imposible ver algunos de los productos de la desaparecida Jenni Rivera.

Gustavo Rivera, su hermano, es el encargado de dar la bienvenida y presentar las cuatro fragancias que muestran la imagen de su hermana.

“Estos son los perfumes que mi hermana diseñó, pero ahora hay dos nuevos perfumes para hombres, uno para los más jóvenes, para los que les gusta el sport, y otro para los que van a la oficina, más ejecutivos”, explica Rivera, con una amplia sonrisa de vendedor.

El hermano de la Diva de la Banda dijo que a la única celebridad a la que –hasta ese momento de ser entrevistado- le dieron las cuatro fragancias porque le gustaron fue Eugenio Derbez.

En otro rincón, están las llamativas edecanes de Buchanan’s, quienes con toda delicadeza ofrecieron bebidas preparadas.

El salón era pequeño esta vez, sin tantas excentricidades, sin mucho que llamara la atención como en otros años y sin demasiados regalitos.

Aunque no fue el único lugar. Otra compañía, Colgate Optic White, instaló un bar de belleza, en donde celebridades e invitados especiales llegaron para ser consentidos un rato.

@LuceroAmador

Lucero.amador@laopinion.com