Uber y Lyft no podrán usar a los taxistas sin medallón

La Comisión de Taxis y Limosinas no permitirá que se puedan despachar a los mismos conductores entre Black y Livery Cars
Uber y Lyft no podrán usar a los taxistas sin medallón
Interior de un taxi que trabaja con múltiples bases y por ende deben tener múltiples tablas.
Foto: Suministrada

Nueva York – En una decisión unánime y con sabor agridulce para todas las partes implicadas, este jueves la Comisión de Taxis y Limosinas (TLC) determinó que las bases de Black Cars, como Uber y Lyft, no pueden a partir de ahora despachar servicios usando a los taxis sin medallón. Esta movida reducirá notablemente su flotilla de conductores y a los taxistas sin medallón les corta una fuente de ingresos considerable.

“Como siempre los que salimos perdiendo somos los conductores”, dijo Pedro Álvarez, un conductor de taxi sin medallón en el Alto Manhattan. “Esa decisión nos afecta el bolsillo obligándonos a tomar pasajeros en las calles y exponiéndonos a asaltos y hasta a perder la vida como ya le ha pasado a varios compañeros”, agregó.

Las bases de Black Cars cobran por el servicio a los cliente mediante tarjetas de crédito y pagan a sus conductores periódicamente reteniendo hasta un 30% de la ganancia. Por el contrario, los taxistas sin medallón cobran directamente por el servicio a cada usuario y mensualmente pagan su afiliación a una base. Lo que estaba ocurriendo antes de la decisión de este jueves era que los taxistas sin medallón estaban también trabajando para Uber y Lyft.

Aunque la decisión pareciera beneficiar exclusivamente a las bases de taxis sin medallón, lo cierto es que los líderes de este gremio reconocen que tienen que revisar sus estrategias para competir y no se mostraron muy optimistas con el impacto que la decisión de la TLC pueda tener en sus afiliados en el futuro.

“Lo que habíamos propuesto era entrar en acuerdo para trabajar en conjunto con Uber y Lyft y así compartir la ganancia pero estas compañías no aceptaron la propuesta, lo que hubiera sido ideal”, dijo Cira Angeles, portavoz de los Dueños de Bases de Taxis.

Y es que ahora los dueños de las bases Livery están temiendo un éxodo de conductores hacia las compañías que trabajan con aplicaciones en internet. “Lo que vemos aquí es que nosotros hemos estado trabajando por más de 15 años bajo acuerdos y de pronto llegan unas compañías nuevas y de inmediato se cambia la interpretación de la ley” dijo José Altamirano, dueño de El Barrio Car Service. “Lo que queríamos era una integración entre bases no competir contra una compañía multimillonaria como Uber”, agregó.


Lee también:

Neoyorquinos tendrán menos taxis para pedir por celular

Los taxis Lyft del bigote podrán operar en Nueva York

Autos con bigotes se unen a guerra de taxistas en NYC

Uber, ahora más barato que un taxi amarillo

Choferes denuncian agresividad de inspectores de TLC

Proponen calificar a los taxis con un sistema de letras


Altamirano también mencionó que la propuesta de integración iba a permitir trabajar con una sola tabla (computadoras portátiles) y no con múltiples tablas que distraen a los conductores que trabajan para más de una base.

Dentro de la nueva reglamentación las bases deberán presentar informes detallados a la TLC sobre los servicios prestados. La información incluye los lugares donde se recoge y se deja al pasajero, la fecha, hora y la base que despachó el vehículo. La información personal del pasajero no está incluida.

“Apreciamos la decisión de TLC de no exigir acuerdos entre bases y seguiremos trabajando para asegurarnos que la subsistencia de nuestros conductores no se vea afectada por la decisión de la TLC de no permitir despachos de vehículos entre múltiples bases”, dijo Arielle J. Goren, portavoz de Uber.

Mientras que Lyft destacó la ventaja de que todavía los conductores de Black Cars podían trabajar con ellos y con Uber. “Las reglas finales balancean la responsabilidad en la protección del consumidor impuestas por la TLC, mientras permiten a los conductores maximizar sus oportunidades para ganarse la vida”, dijo David Mack, portavoz de Lyft.

Al final los dueños de bases Livery saben que el impacto de la decisión se sentirá en los próximos meses y dijeron estar comprometidos con una modernización del servicio para mantener a sus conductores.

“Estamos en un proceso de reevaluación de nuestras prácticas y estamos comprometidos a mejorar tecnológicamente para ofrecer a nuestros conductores más trabajo y así seguirles asegurando sus ingresos”, concluyó Angeles.