Primer paso de Pedro hacia la inmortalidad

El gran serpentinero dominicano es favorito para ingresar al Salón de la Fama en su primera aparición en la papeleta

Primer paso de Pedro  hacia la inmortalidad
Pedro Martínez es reconocido como uno de los más grandes lanzadores de la historia de Grandes Ligas.
Foto: Getty

@newsgus

Los Reyes Magos le tienen guardado un regalo muy especial a Pedro Martínez.

Esto porque se espera que el próximo 6 de enero se haga oficial su inclusión entre la clase de exaltados al Salón de la Fama del Béisbol, terminando así la espera para ‘canonizar’ a quien quizás ha sido el mejor lanzador que ha salido de República Dominicana.

“El Orgullo de Manoguayabo”, localidad de la que es originario, es parte de los 17 candidatos que aparecen por primera vez en las papeletas para la elección de exaltados al Salón de la Fama del Béisbol clase 2015, conforme a lo que anunció ayer la Asociación de Cronistas de Béisbol de Estados Unidos (BBWAA, por sus siglas en inglés).

Martínez, de 43 años, se retiró en 2009 luego de jugar 18 temporadas en Grandes Ligas, en las que fue nominado ocho veces al Juego de Estrellas; ganó tres premios Cy Young, y se alzó campeón de la Serie Mundial del 2004.

Su último equipo fue el Filis de Filadelfia, con quienes perdió en la Serie Mundial de 2009. Pero sus más grandes glorias las vivió con Expos de Montreal (1994-97) y Medias Rojas de Boston (1998-2004). También vistió las franelas del Dodgers de Los Ángeles (equipo que lo debutó en 1992) y los Mets de Nueva York entre 2005 y 2008.

Los números de Pedro el Grande son asombrosos. De por vida ganó 219 juegos y perdió 100; poncho a 3,154 rivales y lideró las Mayores en promedio de carreras recibidas (ERA) en cinco ocasiones. Durante sus mejores años, entre 1997 y 2003, no hubo un mejor brazo en la Liga Americana.

La anticipada nominación del serpentinero viene como un refresco luego de años en que se presentara como aspirantes peloteros manchados por la época de los esteroides, lo que hasta llegó a impedir que un jugador sin mancha como Craig Biggio no recibiera su lugar entre los inmortales.

Pedro no será el único que en su primera aparición como aspirante recibirá la llave al recinto de Cooperstown el 6 de enero entrante. Está acompañado de otro brazo de gran calibre, Randy Johnson, el llamado “Big Unity” quien fuera campeón de la Serie Mundial con Arizona y dejara algo de su talento en su corto paso por Yankees.

Con ellos dos como favoritos para ingresar al Salón de la Fama en su primer intento, se ve difícil que otro aspirante de los grandes como John Smoltz logre también su exaltación, como lo lograron en su primera nominación en 2014 sus ‘compinches’ en Bravos, Tom Glavine y Greg Maddux

eldiariony.com