Adolescentes hispanos en riesgo por el tabaco

Estudio señala que un 10% de los hispanos comienza a fumar entre sexto a octavo grado o en la escuela intermedia, comparado con 5.6% de los blancos

Guía de Regalos

Adolescentes hispanos en riesgo por el tabaco
Los cigarrillos son el producto de tabaco más usado por los adolescentes latinos, seguido por los cigarros.
Foto: Archivo

@PedroFrisneda
NUEVA YORK – Los estudiantes de secundaria, de origen hispano, están fumando a niveles muy elevados, lo que los pone en gran riesgo de sufrir enfermedades relacionadas al tabaco y tener una muerte prematura.

A esta conclusión llegó un reporte de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), según el cual el 24% de los jóvenes latinos que van al bachillerato usan productos que contienen tabaco, en comparación del 23% de los jóvenes a nivel nacional (1 de cada 5).

“El estudio indica que 10% los hispanos comienzan a fumar entre el sexto al octavo grado o en la escuela intermedia, comparado con 5.6% de los blancos y un 7% de los jóvenes de la raza negra”, destacó el doctor Ralph Caraballo, jefe de epidemiología de la oficina de control del tabaquismo de los CDC.

“Cuando llegan a la escuela superior, esto se multiplica y llega al 24%”, agregó.

Los cigarrillos son el producto de tabaco más usado por los adolescentes latinos (13.4%), seguido por los cigarros (12.1%).

Según informó Caraballo, la edad promedio en la que los estudiantes en general comienzan a fumar, incluyendo los hispanos, es alrededor de los 14 años.

Aunque a nivel general, las hembras empiezan a fumar un poco antes que los varones, entre los hispanos son los varones quienes comienzan más temprano.

“No sabemos por qué empiezan a fumar tan temprano, pero pensamos que una de las razones es que la industria del tabaco muchas veces tienen su mercadeo dirigido a razas o grupos específicos y la curiosidad de esos jóvenes hace que traten los productos con tabaco”, explicó el experto.

Caraballo aclaró que, aunque las tasas de fumadores hispanos jóvenes siguen siendo más altas que otros grupos, están disminuyendo a nivel general entre todos los estudiantes.

Según el informe del CDC, los productos más usados por los latinos, y otros estudiantes, son los cigarrillos, seguidos de los cigarros, pipas, hookahs y los cigarrillos electrónicos.

“Ha habido un aumento en el uso de cigarrillos electrónicos en los últimos tres años. Muchos piensan erróneamente que estos cigarrillos no tienen ningún riesgo”, aclaró el galeno.

“La nicotina es muy mala para el cerebro en desarrollo, y los muchachos de la escuela intermedia y los que están en la escuela secundaria, todavía están en etapa de desarrollo”, advirtió Caraballo.

La nicotina tiene el efecto de cambiar las conexiones del cerebro y eso hace que mucho de ellos no puedan dejar de fumar y lo sigan haciendo cuando son adultos”, añadió.

El informe hace hincapié en la importancia de prevenir que los jóvenes en EEUU comiencen a fumar antes de los 17 años, porque de lo contrario 5.6 millones de ellos morirán prematuramente de una enfermedad relacionada al tabaquismo. Entre éstas, Caraballo menciona el cáncer del pulmón, enfermedades cardíacas y cerebro-vasculares como las más comunes.

“Para los jóvenes mi mensaje es que no tengan curiosidad, que no comiencen a experimentar con estos productos, porque aunque algunos de ellos crean que son inofensivos, se pueden convertir adictos a la nicotina y después aunque quieran dejar de fumar se les va a hacer difícil”, sugirió el galeno.

“Los padres y otras personas adultas que trabajan con niños, no deben fumar o utilizar tabaco cerca de los jóvenes, porque ellos los van a imitar. Es importante que no fumen dentro de la casa o dentro de los automóviles, porque eso hace mucho daño”, aconsejó el doctor.

480,000 personas mueren cada año en EEUU debido a enfermedades prevenibles que son causadas por el tabaquismo.

24% de jóvenes latinos que van al bachillerato usan productos que contienen tabaco.

Estudios médicos han encontrado que el uso de nicotina puede tener efectos adversos en el desarrollo cerebral de los adolescentes.