¿Qué dijo el policía Darren Wilson después de matar a Michael Brown?

"Me sentí como un niño de 5 años sosteniendo a Hulk Hogan", dijo el policía en su testimonio

Guía de Regalos

¿Qué dijo el policía Darren Wilson después de matar a Michael Brown?
Evidencia muestra un leve moretón en la cara de Wilson.
Foto: St. Louis County

El fiscal del condado de St. Louis, Robert McCulloch, entregó la evidencia que escuchó el gran jurado que decidió no imputar de cargos al agente de policía que mató al joven negro Michael Brown el 9 de agosto.

La evidencia revelada incluye fotos del policía Darren Wilson en el hospital al igual que su versión de los hechos a los detectives que investigaron el caso.

Wilson relató que respondió a un llamado por un robo de cigarrillos en una tienda de abarrotes. Una vez en la escena, Wilson identificó a dos jóvenes que coincidían con la descripción del llamado de emergencia.

Según el fiscal McCulloch, Wilson le pidió a los jóvenes que se ubicaran en la acera, pero ellos no hicieron caso. Fue ahí cuando el policía decidió bloquear el paso de Brown y el otro joven con la patrulla.

El documento indica que Brown se abalanzó sobre la patrulla y golpeó a Wilson. Las fotos del hospital muestran leves moretones en la cara del agente.

Wilson dijo que Brown “parecía un demonio, así de disgustado lucía”. Ante la agresión, Wilson quiso salir de la patrulla.

“Intenté agarrarle el brazo derecho con mi mano izquierda para salir y tener algún tipo de control en vez de estar encerrado en el carro. Y cuando lo agarré, la única manera que puedo describir es que me sentí como un niño de 5 años sosteniendo a Hulk Hogan”, dijo el policía.

Los primeros dos disparos habrían ocurrido en ese primer contacto. Wilson dijo que advirtió a Brown que le dispararía sino se detenía a lo cual Brown respondió “Eres muy maricón para dispararme”. El uniformado dijo que Brown intentó quitarle el arma.


LEE ADEMÁS

Arrestos, incendios y saqueos en Ferguson

No imputarán de cargos a Darren Wilson


Brown huyó de la escena y Wilson lo persiguió hasta un punto en que el joven se detuvo.

“Me miró y luego hizo ese movimiento de la gente cuando comienza a correr. Y corrió hacia mi. En su primer impulso tomó su mano derecha y la puso debajo de su camisa y en su pretina”.

Wilson soltó 12 disparos sobre Brown cuando vio su vida amenazada. Uno de los tiros tuvo que impactar la cabeza de Brown según el agente, que añadió que Brown caminó hacia él pese a los impactos de bala.

El fiscal McCulloch dijo que sangre y ADN de Brown fueron hallados en la patrulla.

“El hecho de saber que se trató de un acto de uso legítimo de la fuerza o de un caso de legítima defensa, no hace menor esta tragedia”, dijo McCulloch.