Crece el liderazgo de latinas

Es un tiempo emocionante en la ciudad de Nueva York para mujeres latinas en posiciones de liderazgo. Cuando el alcalde Bill de Blasio vino a visitar a mi escuela en septiembre, hubo un momento en que sentí una gran sensación de orgullo, en particular por ser una latina en el liderazgo.

Durante la conferencia de prensa, el alcalde invitó a la presidenta del Concejo Municipal, Melissa Mark Viverito, para hablar y luego invitó a la canciller Carmen Fariña; entonces me di cuenta: que gran momento.

Una latina al mando de la legislatura de la ciudad y una latina que lidera el distrito escolar más grande de la nación están aquí, en una escuela charter, dirigida por una latina. Fue un momento fundamental para mí.

No fue hasta después de graduarme de la universidad que vi mi primera maestra latina. Cuando era joven necesitaba ver a mujeres latinas en el liderazgo. Deseaba ver modelos de lo que era posible, lo que una mujer podría hacer. Habían muy pocas.

Pensé en todas las latinas que allanaron el camino para que este momento pudiera hacerse realidad. Mujeres como Julia Burgos, Antonia Pantoja, y Olga Méndez; y las que todavía están allanando el camino como Gladys Carrión, Lillian Barrios Paoli, Julissa Ferreira y Rossana Rosado, Rosemarie Maldonado, Nydia Velásquez y Julissa Reynoso, entre otras.

Hay mucho de que estar orgulloso, pero hay más trabajo por hacer. Debemos seguir asegurando que nuestras voces son escuchadas. Como los latinos que estamos en la vanguardia, debemos hablar alto y a menudo para todos nuestros hermanos y hermanas que todavía no tienen voz. La lucha sigue.