Sarah Saldaña, a un paso de liderar ICE

La hispana recibió este miércoles el visto bueno del Comité Judicial del Senado

Washington – Como fiscal federal en Dallas (Texas), Sarah R. Saldaña ha librado batallas contra el fraude y la corrupción pública. Ahora se prepara para un reto mayor: liderar la atribulada Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE).

El presidente Barack Obama la nominó como la primera latina para dirigir ICE, en agosto pasado, en reemplazo de John Morton, quien dimitió en julio de 2013.

Saldaña, de 62 años, recibió hoy el visto bueno del Comité Judicial del Senado, y, el mes pasado, el del Comité de Seguridad Nacional. No hay fecha para su voto definitivo en el pleno de la Cámara Alta.

Saldaña saltó a la palestra nacional, recientemente, como la fiscal que encabezó el caso de corrupción contra el comisionado del condado de Dallas, John Wiley Price, cuyo juicio está previsto para enero de 2016.

En la actualidad, la funcionaria está a cargo de casi 220 empleados en todo el distrito norte de Texas, incluyendo un centenar de abogados.

Como directora de ICE, Saldaña tendría bajo su control un presupuesto anual de $6,000 millones, y un equipo de más de 20,000 empleados en más de 400 oficinas en EEUU y 48 países, con la meta de reforzar la seguridad de las fronteras y llevar a cabo las deportaciones.

La hispana tomaría las riendas de una agencia que busca superar numerosas críticas, sobre todo por el presunto maltrato de inmigrantes indocumentados en sus centros de detención y el torpe manejo de la crisis de niños migrantes en la frontera sur.

Nacida en Corpus Christi, en el seno de una familia de clase trabajadora con siete hijos, Saldaña siguió el ejemplo de su madre, quien estudiaba enfermería de día y trabajaba de noche para el sustento de su familia.

En septiembre de 2011, se convirtió en la principal fiscal latina en todo el estado. Obtuvo su licenciatura de la Universidad Texas A&M.