Cinco formas de enseñar a los niños a no discriminar

Especialmente entre los niños, condiciones como la discapacidad, un color de piel distinto o problemas físicos pueden causar rechazo o temor
Cinco formas de enseñar a los niños a no discriminar
Los niños pueden aprender que las personas con discapacidad son parte de nuestra sociedad.
Foto: Shutterstock

“Mientras estábamos formados en la caja del supermercado, vimos a un chico que por su dificultad para hablar y moverse, llamó nuestra atención. Alejandro, mi hijo de 5 años, al verlo me preguntó ‘mamá, ¿qué le pasa?‘”, comenta Fabiola quien comparte que en ese momento no supo qué contestarle, “ni recuerdo bien que le dije, pero seguro fue una sandez”.

Fred Rogers, autor de El libro de la paternidad responsable, Editorial Oniro, explica que ayudar a nuestros hijos a sentirse cómodos con quienes sufren alguna discapacidad, empieza por apoyarlos para estar cómodos consigo mismos, con su propia singularidad y agrega que los niños en edad preescolar, comienzan a descubrir las diferencias a medida que amplían sus intereses por sus semejantes fuera de su círculo familiar, cuando tienden a clasificar su entorno.

El experto afirma que en este intento sus primeras categorías pueden ser un tanto rígidas como son viejo, joven, piel blanca o morena, niños, niñas, bueno y malo, por lo que es común que busquen rodearse de quienes son en apariencia similares a ellos y evitar a quienes muestran una clara diferencia física. Subraya que los adultos reafirmamos esta situación si les pedimos que apresuren el paso o simplemente que ‘no miren’ a una persona si tienen un tono de tez distinto, alguna discapacidad o cierta condición de salud, en vez de abordarlo con naturalidad.

Fred Rogers recomienda hablar abiertamente con los niños sobre lo que nos hace distintos y aclararles que cuales sean esas características, no son resultado de algún castigo o de algo malo; de este modo los pequeños aprenderán que no sólo cada uno de nosotros es único y distinto al resto, sino también algo muy valioso: que compartimos similitudes con los demás y eso justamente es lo que nos puede unir en afecto.

Algunos consejos que pueden ayudarnos a que los chiquillos aprendan el respeto e inclusión con personas en apariencia distintas a ellos son:

1. Tener presente que las actitudes no se enseñan, se aprenden. Por lo que el comportamiento que tengamos como padres es vital.

2. Antes de lanzarnos a ayudar a alguna persona con discapacidad, es importante preguntarle si la requiere. De este modo el crío aprenderá que si bien es cierto que la ayuda que podamos brindar es muy valiosa, también lo es que todos podemos resolver un sinnúmero de situaciones por nosotros mismos.

3. Es de gran ayuda enseñarles los recursos en la vida diaria que hacen más fácil la vida para todos, ejemplos: rampas para sillas de ruedas y carriolas de bebés, signos Braille en elevadores para débiles visuales o ciegos, lugares de estacionamiento asignados para mujeres embarazadas, etc.

4. Hablemos en familia de experiencias sobre cómo aprendimos a querer a alguien que parecía distinto a nosotros, y al paso del tiempo disfrutamos de su compañía.

5. Si los pequeños preguntan sobre algún tema que no seamos capaces de responder de modo claro, lo mejor es decirles que no lo sabemos, sin embargo lo vamos a investigar.

Fabiola confiesa que se sintió avergonzada por la situación: “no sólo no le contesté de modo claro, también le transmití mi temor de ofender a ese chico. Investigué sobre el modo en el que le podía explicar la parálisis cerebral a Alex, y a partir de entonces hablamos sobre las capacidades, posibles limitaciones y características que nos hacen únicos”.

Hace una pausa y concluye con una sonrisa: “Durante esta semana, mientras íbamos en el auto, hemos jugado a encontrar las diferencias entre sus abuelos y tíos, y gracias a esto conoció la palabra diversidad”.

Para leer: El botiquín de cuentos, Stephanie Zu Guttenberg, Editorial Urano.

Colaboración de Fundación Teletón México

“La resiliencia te ayuda a crecer en la adversidad”

bojorge@teleton.org.mx