Más de un millón recibirán el ‘perdón migratorio’

Podrán ser patrocinados por familiares directos residentes o ciudadanos en EEUU sin tener que abandonar el país
Más de un millón recibirán el ‘perdón migratorio’
Los cambios al "provisional waiver" o perdón migratorio, fueron anunciados por el Presidente Barack Obama hace unos días.
Foto: EFE

Más de 1.2 millones de indocumentados que son familiares directos de residentes permanentes o hijos adultos de ciudadanos y residentes de Estados Unidos serían potencialmente elegibles para la “tarjeta verde”, una vez que el gobierno comience a aplicar la nueva expansión del “perdón migratorio” anunciado recientemente.

Los cambios al “provisional waiver” o perdón migratorio, fueron anunciados por el Presidente Barack Obama hace unos días junto a otras medidas de acción ejecutiva emprendidas para realizar reformas necesarias a la aplicación de leyes de inmigración.

A diferencia de lo ocurrido con programas provisionales como DACA o DAPA que no otorgan un estatus migratorio permanente, los cambios al “perdón” allanan el camino para que las personas con familiares que pueden patrocinarlos para la residencia, no tengan impedimentos para hacerlo.

Según el memo del Secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, este cambio tiene como objetivo “promover la unidad familiar”.

La orden amplía el alcance del perdón migratorio a más personas que las incluidas en una orden similar el pasado año, cuando el gobierno de Obama permitió a cónyuges e hijos de ciudadanos hacer este proceso en Estados Unidos, sin tener que salir del país y arriesgarse a una prolongada separación familiar.

La nueva directiva extiende esa posibilidad a padres, cónyuges e hijos de residentes permanentes y a hijos adultos de ciudadanos y residentes, haciendo posible obtener este perdón, tan necesario si han estado indocumentados en este país por un período mayor de seis meses.

Abogados especializados en inmigración indicaron que cuando esta medida entre en vigor, más personas podrán procesar sus papeles con la confianza de que no serán separados de sus familias cuando tengan que salir del país a la entrevista consular”