NYPD adquirirá 450 pistolas Taser de electrochoques

Aunque no son ideales, según los expertos, serían una alternativa para las armas letales usadas por los uniformados
NYPD adquirirá 450 pistolas Taser de electrochoques
Las nuevas Taser se añadirán a "varios cientos" que ya existen en el arsenal de la ciudad.
Foto: Archivo

Nueva York – La Policía de Nueva York anunció que va a expandir el porte de pistolas Taser entre los uniformados, reconociendo que su uso pudo haber sido una alternativa durante el enfrentamiento que se presento esta semana en una sinagoga en Brooklyn cuando un hombre mentalmente perturbado y armado con un cuchillo fue abatido por un policía.

Calvin Peters (49)quien sufría de trastorno bipolar, apuñaló al estudiante Levi Rosenblatt (22), en el interior de la Sede Mundial de Lubavitch Chabad justo antes de las 2 a.m. del martes. A pesar de varias advertencias de que soltara el cuchillo, Peters amenazó a los policías y fue fatalmente baleado por un oficial a corta distancia.

“Teniendo en cuenta la velocidad y la rapidez en que se produjo, un Taser podría no haber sido efectiva en esa situación particular”, dijo el miércoles el Comisionado de la Policía Bill Bratton, según reportó el Daily News

Bratton dijo que el Departamento de Policía planea comprar 450 de esa armas de electrochoque en los próximos meses y que se añadirán a “varios cientos” que ya existen en el arsenal de la ciudad. “Estamos empezando a ver su uso (Taser) en muchos casos pero no en todos los incidentes”, dijo Bratton.

Las nuevas armas Taser se repartieron entre los oficiales de formación que entrenan a los novatos de la academia.

Actualmente, sólo los sargentos están autorizados a utilizar armas Taser, que son almacenadas en la patrullas de los supervisores. Los equipos de la Unidad de Servicio de Emergencia también están equipados con las armas, que están diseñados para inmovilizar temporalmente los músculos del sospechoso.

“Estamos muy interesados en ampliar (el uso de armas Taser) de manera significativa”, dijo Bratton, quien agregó que representan “un método de armas no letales que los agentes podrían utilizar.”

Sin embargo, estas armas no están exentas de controversia.

Entre 2001 y 2012, más de 500 personas murieron por disparos de pistolas Taser, según un estudio de Amnistía Internacional.

Los dispositivos de 50,000 voltios ya han causado al menos un muerto en Nueva York. En 2008, un Taser se utilizó para incapacitar a Iman Morales, un enfermo mental encontrado paseando desnudo en la cornisa del segundo piso de un edificio de Brooklyn. Cuando Morales fue alcanzado con los dardos electrónicos, cayó de bruces, golpeándose la cabeza contra el pavimento, dijeron las autoridades.

El teniente de policía de Nueva York que autorizó el uso de la Taser se suicidó más tarde. La madre de Morales, Olga Negrón, presentó una demanda federal contra la ciudad y en última instancia llegó a un acuerdo por $ 700.000.

Eugene O’Donnell, un expolicía que ahora enseña en la Universidad John Jay de Justicia Criminal, dijo al Daily News que las armas Taser “no son un arma no letal ideal.”

“Ha habido demasiadas malos resultados para calificarlas como un arma ideal, siempre se corre el riesgo de hacerle daño a alguien”, dijo O’Donnell. “Sin embargo cualquier arma que puede dar a un policía una alternativa para la fuerza letal, es muy positiva.”

Bratton no fijó un precio para la masiva adquisición. Las Taser cuestan de $ 500 a $ 1,000 cada una, según el sitio web de la compañía.