Extrañas suspensiones en la NBA

Tras el acontecimiento de la gotera que paró el partido de este martes en el Barlclays Center de Brooklyn recordamos otras extrañas suspensiones

El Barclays Center de Brooklyn vivió este martes una suspensión por lluvia, quizás la primera y la última en la NBA. La causa fue una gotera que caía inclemente en pleno entarimado, un asunto muy peligroso para un deporte como el baloncesto, tanto que el partido se vio interrumpido durante 31 minutos.

El último día de octubre de 2009 hubo otra interrupción, esta infinitamente más corta, pero que dejó huella, sobre todo en el argentino Manu Ginobilli, quien tuvo que enfrentar críticas por ¡maltrato animal!

Resulta que un murciélago se metió en el estadio de los Spurs de San Antonio y aleteaba fuertemente en la cancha, por lo que el argentino decidió ‘cazarlo’ y de un manotazo logró derribarlo. Ginóbilli confesó después que había tenido que aplicarse cuatro inyecciones antirrábicas, además de soportar los embates de PETA.

El pasado 4 de diciembre fue suspendido por un conato de incendio en la Arena Ciudad de México un partido oficial de la NBA entre los Spurs de San Antonio y los Timberwolves de Minnesota.

La razón fue el humo generado por el incendio de un transformador eléctrico una hora antes del inicio del partido.