Medio centenar de muertos por ataque

Entre los civiles fallecidos se encuentran ancianos y niños

Kabul

Al menos 49 personas murieron, entre ellas siete civiles, por la explosión de una bomba y en enfrentamientos entre Fuerzas de Seguridad e insurgentes en Afganistán, informaron ayer fuentes oficiales.

Los siete civiles, entre ellos niños y ancianos, fallecieron al explotar un artefacto explosivo improvisado al paso del vehículo en que viajaban ayer en la provincia de Kunar (este), dijo el portavoz del gobernador provincial, Abdul Gani Mosamem.

La explosión se produjo en la zona de Sangar Gosha del distrito de Nari cuando circulaban en un vehículo procedente de la capital de la provincia, Asadabad, afirmó el portavoz.

Los atentados suicidas son, junto a los artefactos explosivos improvisados (IED, en inglés), los métodos más recurrentes de los talibanes para atacar a las fuerzas afganas e internacionales, aunque en la práctica causan un elevado número de víctimas civiles.

El número de víctimas civiles en el conflicto afgano ha aumentado entre enero y noviembre un 19% con respecto a 2013 y supera los 3,000 muertos y 6,000 heridos, según datos de la ONU.

Las operaciones de las Fuerzas de Seguridad afganas en varias partes del país acabaron con la vida de 28 supuestos insurgentes