Preparan 205 demandas por explosión en East Harlem

Los litigios legales podrían costarle a la Ciudad hasta $1,000 millones en compensaciones

Nueva York – La Ciudad podría enfrentar pronto litigios hasta por $1,000 millones a causa de la explosión en East Harlem el pasado 12 de marzo que derrumbó dos edificios, mató ocho personas y desplazó a cientos.

La oficina del Contralor de la ciudad recibió 205 notificaciones de personas que intentan demandar por causas que van desde muerte por negligencia hasta daño a la propiedad. Las demandas son preparadas por familiares de las ocho víctimas, los rescatistas que también resultaron heridos y muchos otros afectados por la tragedia ocurrida en el 1644 y 1646 de Park Ave.

Inclusive ConEdison, propietaria de las línea de gas de más de cien años de antigüedad, presentó un documento preventivo en que indica que, “terceras personas podría asumir que nosotros somos responsables”, según argumentó un vocero del gigante energético.

Robert Vilensky, un abogado que representa a diez personas afectadas por la explosión, dijo que sus clientes enfrenan problemas como pérdida auditiva, molestias musculares y ansiedad.

“Muchos de mis clientes sufren de estrés postraumático, experimentan regresiones mentales a la tragedia y hasta depresión. Están asustados”, dijo Vilensky.

El abogado espera que todos los casos lleguen a la corte. Además, planea demandar a ConEdison por no mantener las líneas de gas y a los propietarios de los edificios por negligencia en el mantenimiento.

Debido al alto número de querellas, muchas serán consolidadas y manejadas por un juez, anticipó Vilensky. El agrupamiento podría tardar hasta junio del 2015.

La casualidad juega un papel en cada caso. Por ejemplo Miguel Vizcano conducía una ambulancia con dos pasajeros cuando se detuvo en una luz roja en la calle 116 y la avenida Park cuando ocurrió la explosión que dejó por varios minutos a las tres personas atrapadas en el vehículo de emergencia, según la demanda.

El bombero Dale Scott buscaba sobrevivientes entre los escombros cuando un piso cayó y esto le afectó el hombro, la cadera y los tendones.

Todavía se espera el reporte final de la Junta Nacional de Seguridad del Trasporte. Sin embargo, adelantos del reporte confirman que la explosión fue causada por la fuga de gas.

El abogado de Carmen Quiñones, la madre de Griselde Camacho (48), una de las ocho víctimas, presentó una demanda por $40 millones justificando que la ciudad falló en mantener las redes de gas de 127 años de antigüedad.