Tony Romo gana juegos y respeto

QB de los Cowboys se perfila como el Jugador Más Valioso

Tony Romo llega al juego de playoffs del sábado ante los Lions con la mejor temporada de su carrera.
Tony Romo llega al juego de playoffs del sábado ante los Lions con la mejor temporada de su carrera.
Foto: getty images

Con una delicada cirugía de espalda en el receso de temporada e interrogantes golpeando constantemente su capacidad como mariscal de campo, Tony Romo reinventó su carrera y ahora se perfila como fuerte candidato a ser nombrado el Jugador Más Valioso de la NFL.

El quarterback de los Cowboys de Dallas está teniendo su mejor campaña desde que en 2006 tomó la titularidad del equipo.

El inicio de la temporada 2014 fue desastroso para Romo y los Cowboys, cuando en el primer partido de la campaña cayeron 28-17 ante los 49’ers de San Francisco.

En ese encuentro, Romo sufrió tres pases interceptados y pocos creían que las cosas mejorarían.

Pero si algo caracteriza a Romo es su fortaleza mental y su enorme deseo de demostrar que es mejor de lo que sus detractores creen, y fue así que comenzó a tejer una temporada de ensueño que ahora tiene a los Cowboys en los playoffs.

Además de sus 3,702 yardas por pase, Romo consiguió la mayor cantidad de pases de anotación en su carrera con 34 y tuvo la temporada con menor número de envíos interceptados (9). Su ‘rating’ de QB fue incluso mejor que el de Aaron Rodgers.

El año estelar que Romo ha disfrutado en el emparrillado se tradujo para el equipo en una marca de 12-4 que llevó a los Cowboys a conquistar la División Este de la Conferencia Nacional.

“¿Qué si debe ganar el Jugador Más Valioso del Año?, Claro que sí. ¿Hay alguien más que se lo merezca”?, dijo Dez Bryant, el receptor predilecto de Romo, seguramente haciendo eco de lo que muchos otros creen