Un autobús para curar la resaca de Fin de Año se instala en Nueva York

Ofrece goteros, zumos de frutas, comida alta en grasas, sofás, televisión, música "new age", entre otras cosas

Un autobús para curar la resaca de Fin de Año se instala en Nueva York
Las consecuencias para la salud de una borrachera van más allá de una simple resaca.
Foto: Bart Kol Photography, cortesía de Hangover Club

Zumos de frutas, comida alta en grasas, sofás, televisión, música “new age” e incluso goteros es lo que ofrece el autobús de “El club de la resaca”, una especie de spa sobre ruedas instalado en la calle 21 de Manhattan para atender a los neoyorquinos más resacosos tras la fiesta de Fin de Año.

Desde las 11 de la mañana hora local, a las 7 de la noche este autobús abre sus puertas en el barrio neoyorquino Chelsea, uno de los de más actividad nocturna, y está preparado para atender a 200 personas.

Este servicio de “El club de la resaca” -organización que se creó hace tres meses- ha contado con reservas de hasta 75 previsores juerguistas y ofrece varios modelos de “tratamiento”.

Además del menú de líquidos con vitaminas, zumos, hamburguesas y un hilo musical con música de Enya y otros artistas “new age”, el paquete más básico, de 40 minutos, incluye hidratación y medicación para las náuseas o el dolor de cabeza por 129 dólares.

LEA ADEMÁS:

Times Square recibió el 2015 en medio de estricta seguridad

Hispanos que festejan por partida doble el 1 de enero

Celebran el Año Nuevo en el mundo

Por 149 dólares se añade al paquete una inyección de vitamina B y, para los más afectados, existe es servicio “mega” que incluye, por 20 dólares más, una dosis desintoxicante y otra de vitamina C.

Todas las inyecciones se ofrecen también por separado y, para los que no quieran gastar tanto dinero, hay un kit antirresaca “para llevar” a partir de 79 dólares.

“El club de la resaca” ha inaugurado hoy este servicio de autobús-spa con precios de oferta de lanzamiento, pero lleva tres meses ofreciendo este servicio a domicilio con el eslogan de “el alivio más rápido para la resaca. Y punto”.