Peligro, gánster suelto

Griezmann arranca como cerró, con su mejor versión de temido romperredes

Guía de Regalos

Peligro, gánster  suelto
Antoine Griezmann, autor de dos goles, (centro) escapa a la vigilancia del defensor del Levante, Nikos Karabelas durante el partido de ayer en el Estadio Vicente Calderón.
Foto: EFE

MADRID, España

El Atlético de Madrid, con tres goles de cabeza, volvió a la competición con victoria por 3-1 en el Vicente Calderón, liderada por dos tantos de Antoine Griezmann, cómoda durante una hora, apurada 20 minutos y sentenciada por el uruguayo Diego Godín cuando más convicción demostró el Levante.

El internacional galo, con nueve goles en sus últimos siete duelos como titular y once en toda la temporada, terminó el año con tres dianas en San Mamés e inició el 2015 con dos más ayer para el triunfo del equipo rojiblanco.

Quería el argentino Diego Simeone el juego entre líneas del francés Antoine Griezmann, el toque del turco Arda Turan y Koke y las subidas por las bandas de los laterales para derribar la previsible muralla valenciana que sería superada en el minuto 18, con centro del brasileño Siqueira y testarazo en el primer palo del atacante galo (1-0).

Ni dos minutos del segundo tiempo tardó el Atlético en sumar el segundo gol, de nuevo con la testa de Griezmann, atento para aprovechar el rechace a una fenomenal parada a Mandzukic del portero del Levante, que incluso a punto estuvo de detener también el cabezazo del francés unos milímetros detrás de la línea de gol.

El 2-0 pareció la resolución definitiva para el encuentro, pero un lapsus momentáneo, con Mandzukic como salvador bajo palos a un remate de cabeza y con el 2-1 de El Zhar tras un disparo lejano de un compañero que rebotó en el atacante.

Aún hubo momentos de debate por la victoria con el paso adelante del Levante, que ya rondó el área del Atlético con muchísima más determinación.

Atrás en su afán de defender el triunfo, ya sin la movilidad ni la precisión para mover la pelota, el paso del tiempo fue la mejor noticia para el Atlético hasta el 3-1, anotado de cabeza por Diego Godín, que alivió un mal rato y sentenció una victoria indispensable para meter presión a Real Madrid y Barcelona que juegan hoy.

El Sevilla ganó 1-0 al Celta, que jugó con diez más de una hora por la expulsión de Planas, en un pésimo partido de los sevillistas, que aprovecharon un gol de falta directa del argentino Nico Pareja para sumar su cuarto encuentro sin perder -tres triunfos y un empate- y asentarse así en la zona alta.

En otro partido de la jornada El Elche, colista de la Liga BBVA, y Villarreal estrenaron 2015 con un empate en el Martínez Valero tras un partido espectacular, sobre todo en la primera mitad, en la que ambos equipos intercambiaron goles, rachas de buen juego y numerosas ocasiones para marcar.

Vietto a los 12′ y Uche a los 18′ anotaron para Villarreal mientras que Jonathas a los 25′ y Vitora los 34′ lo emparejaron para el Elche

http://www.eldiariony.com