Exprimera dama mexicana buscará presidencia del PAN

A la esposa del presidente le fue negada la posibilidad de una candidatura al Congreso del país

Denuncia que hay intereses de partido.
Denuncia que hay intereses de partido.
Foto: Twitter

Margarita Zavala, esposa del expresidente mexicano Felipe Calderón (2006-2012), dijo hoy que buscará la presidencia del Partido Acción Nacional (PAN) tras ser rechazada ayer como candidata a diputada.

Zavala presentó ayer su registro como precandidata a diputada federal de representación proporcional, pero no fue aceptada entre los candidatos en una decisión que tomó la Comisión Permanente del PAN, la cual atribuyó a “intereses de grupo”.

“Por supuesto me interesa (la presidencia del PAN) y vamos a trabajar más adelante para alcanzarla, para armarla y para revisar con quiénes y bajo qué criterio”, dijo Zavala en una entrevista radiofónica con la cadena Grupo Fórmula.

“Son dos momentos importantes: uno es la coyuntura del 7 de junio (el día de las elecciones), en donde voy a trabajar especialmente para que tengamos los mejores resultados”, señaló.

“El otro, a partir del 8 de junio, es el tema de la oportunidad que tenemos como partido, reflexionar sobre cómo hacemos la política y trabajar en adelante para la presidencia nacional (del PAN), pero es otro tiempo”, expuso.

Sobre el rechazo a su candidatura a una diputación federal, explicó que hubo un acuerdo de grupo “y se antepusieron los intereses del grupo”.

“Todos los que no pertenecemos a la Comisión Permanente somos más, somos más los panistas y muchos más los mexicanos y para adelante; nuestro país necesita un PAN fuerte y en esto voy a trabajar”, indicó.

Zavala es consejera nacional del PAN desde 1991 y dentro del partido ha tenido varios cargos, como el de directora jurídica y el de secretaria de promoción política de la mujer.

Durante el Gobierno de Calderón presidió el Consejo Ciudadano Consultivo del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia, cargo institucional que ocupan las primeras damas.

El próximo 7 de junio se celebrarán elecciones en las que se renovarán 500 diputados federales, los Gobiernos de nueve estados y 1,532 cargos locales.