Obama quiere bajar la tasa fiscal de las empresas

El secretario del Tesoro, Jack Lew, dijo ayer en el centro de estudios Brookings Institution que la tasa impositiva que pagan las empresas debería rebajarse del actual 35% al 28%. Pero según Lew, la reforma tiene que ser más amplia ya que hay que cerrar agujeros fiscales.

El titular del Tesoro hizo estas declaraciones un día después de que el presidente del Gobierno hablara en el discurso del Estado de la Unión de elevar los impuestos a los más ricos, bajarlos a la clase media y reformar los que pagan las empresas. Lew dijo que la reforma ha de enfocarse en conseguir crecimiento y ” para proteger y reforzar la clase media”.

EE.UU. tiene una de las tasas impositivas a corporaciones más altas del mundo pero también agujeros fiscales que permiten que muchas de las grandes empresas paguen poco o nada. Un estudio de Citizen for Tax Justice que examinó impuestos corporativos desde 2008 a 2012 de empresas del S&P 500 que tuvieron beneficios esos años, comprobó que la mayoría pagan menos de la mitad de la actual tasa y algunas no pagaban nada.

El plan es eliminar las deducciones a las empresas que cierran sus operaciones en EE.UU. para domiciliarse en el extranjero y premiar productores en en el país