Desinfecta tus brochas con poco dinero

Limpia tus brochas con estos tips prácticos y, sobre todo, económicos
Desinfecta tus brochas con poco dinero
Es importante mantener tus brochas de maquillaje limpias.
Foto: Cortesía

¿Cada cuánto desinfectas tus brochas de maquillaje? Es una pregunta que te tienes que hacer cuando empiezas a notar acné o infecciones oculares.

Desinfectar las brochas por lo menos una vez a la semana, te ayudará a prevenir que las bacterias se acumulen y alargará la vida de éstas.

En el mercado existen muchos limpiadores especializados, pero generalmente son costosos. Si te quieres ahorrar un poco de dinero o tienes una emergencia, aquí te damos varias opciones que son muy fáciles de hacer con productos que tienes en el hogar. ¡Ya no tendrás pretextos para no limpiar tus brochas!

Osiris Ley es maquillista profesional del canal 62, en Los Ángeles. @osyley/ www.osyley.com

Este es un procedimiento muy obvio, pero que muchas no saben que funciona. Se hace en casa con un día de anticipación, ya que las brochas se tienen que dejar secar al aire libre. Recuerda que no puedes usar secadora para el cabello, ya que perderán la forma con el calor y la velocidad del aire.

Procedimiento:

1. Lava las brochas con champú regular y agua tibia.

2. Seca las brochas una por una con una toalla, para retirar la humedad.

3. Acomoda la forma de la punta de la brocha con los dedos.

4. Deja secar por unas cuantas horas en vertical.

Esta solución, además de económica, es una de las más efectivas para limpiar nuestras brochas ya que el alcohol desinfecta y se evapora fácil y rápidamente. El único inconveniente es que con el uso muy frecuente puede llegar a resecar las cerdas.

Procedimiento:

1. Pon el alcohol dentro de una botellita con atomizador.

2. Rocía alcohol sobre las brochas, una por una.

3. Frótalas sobre una toalla de papel para retirar el exceso de maquillaje. Sigue el patrón de la brocha para prevenir que se abran y pierdan su forma. Por ejemplo: con el difuminador tienes que hacer movimientos circulares y con la angular para cejas, movimientos rectilíneos.

El limpiador facial, al igual que en nuestro rostro, ayuda a desintegrar las partículas de maquillaje y desinfectar nuestras brochas.

Procedimiento:

1. Moja tus brochas con agua tibia o caliente.

2. Agrega unas gotitas de limpiador facial en un recipiente con un poco de agua.

3. Frótalas con los dedos hasta que el maquillaje se haya desprendido de la brocha completamente.

4. Enjuaga tus brochas con agua y déjalas secar al aire libre.

El aceite de oliva es un ingrediente que casi todos tenemos en nuestra cocina. Además de ayudarnos a desprender las partículas de maquillaje de nuestras brochas, nos ayuda a acondicionar las cerdas, dejándolas mucho más suaves.

Procedimiento:

1. Pon aceite de oliva en un recipiente pequeño y sumerge la puntita de la brocha en el mismo.

2. Frota la esponja en una toalla de tela para remover el maquillaje y el exceso de aceite.

Si te gusta hacer todo por ti misma, aquí te explico cómo hacer tu propio limpiador, que puedes guardar para usarlo cada vez que te maquilles.

Procedimiento:

1. Usa un botellita con atomizador y llénala con la mitad de alcohol isopropílico verde y mitad de agua destilada.

2. Agrega una cucharada de champú para bebes color amarillo, para que nuestro limpiador de brochas quede en color azul.

3. Agrega media cucharada de acondicionador de cabello.

4. Mézclalos bien.

5. Aplica un poco de limpiador a una toalla de papel y frota la brocha hasta que quede limpia y seca.