Opinión: La Convención Demócrata debe ser en NYC

Melissa Mark-Viverito y Nydia Velázquez explican por qué creen que Nueva York es la mejor opción
Opinión: La Convención Demócrata debe ser en NYC
El Barclays Center de Brooklyn sería la sede del evento.

Viverito es presidenta del Concejo y Velázquez es Congresista

¿Por qué la ciudad de Nueva York debe ser la anfitriona de la Convención Nacional Demócrata de 2016? Porque no hay otra ciudad tan diversa, tan resistente, y con tal poder financiero como ésta.

Es imposible exagerar la importancia del electorado latino en las próximas elecciones presidenciales. Como lo dijo José Zamora de Univision la semana pasada,”hay una realidad política muy simple – los hispanos decidirán las elecciones de 2016″. También es imposible exagerar la diversidad de la ciudad y la influencia de su comunidad hispana. La Ciudad anunció el nuevo carné de identificación municipal. Disponible para todos los residentes mayores de 14 años, independientemente de su estatus migratorio, el carné IDNYC da acceso a servicios municipales y es aceptado por la policía. Esta tarjeta gratis y oficial, provee una manera segura de identificarnos como lo que somos: neoyorquinos.

El espíritu detrás de IDNYC refleja bien la razón por la cual el Partido Demócrata debe escoger a la ciudad para su próxima convención. Nueva York representa lo que América debe ser: una comunidad de gente con experiencias y responsabilidades compartidas, en donde reina la convicción de que lo que nos hace americanos no es el lugar de nacimiento, sino la creencia de que la oportunidad del sueño americano debe ser accesible para todos. Además, Nueva York cuenta con un Concejo Municipal que es líder nacional en asuntos de inmigración, y que recientemente creó y financió una asociación pública-privada de abogados para ayudar a niños migrantes, y apoyó proyectos para mantener unidas a las familias inmigrantes. Cuando tienen que ver con la inmigración, Nueva York no tiene miedo de llevar la batuta.

Conjuntamente, el poder de la ciudad para superar problemas y emerger más fuertes es único. En las últimas semanas, por ejemplo, hemos visto a nuestros líderes y la comunidad de policías trabajar en resolver diferencias y seguir adelante. Los incomparables hombres y mujeres del NYPD han laborado sin descanso por la seguridad de quienes ejercen su derecho a protestar, sin descuidar la seguridad de todos los demás. La experiencia de nuestra policía en manejar situaciones difíciles, particularmente las de naturaliza política, es una ventaja crítica para cualquier ciudad que aspire hospedar eventos mayores como una convención nacional política. Y la disposición de la Ciudad de apoyar a nuestro cuerpo policial es indiscutible. Para muestra, en las últimas semanas, el Concejo trabajó muy de cerca con el NYPD en un programa multimillonario para equipar a los oficiales con 13,000 chalecos antibalas.

Pero quizás nada nos distingue más que la estabilidad financiera de nuestro plan. Desde comienzos de año, hemos reunido $16 millones. La incuestionable capacidad de recolectar fondos de la ciudad es vital para el éxito de la convención.

Por todo esto, Nueva York está lista para alojar al Partido Demócrata, y no hay mejor lugar para celebrar la Convención Nacional Demócrata de 2016.