Sigue libre tercer sospechoso por muerte tras cita en Facebook

NYPD está tras la pista de un hombre que estaría implicado en el asesinato de Ricardo Romero en El Bronx
Sigue libre tercer sospechoso por muerte tras cita en Facebook
Una supuesta foto de la chica en Facebook la muestra con un arma.
Foto: Facebook

Nueva York — Mientras en las redes sociales sube de tono la indignación por la muerte del adolescente mexicano Ricardo Romero luego de concertar una cita a través de Facebook, la Policía de Nueva York (NYPD) informó que sigue tras la pista de un tercer sospechoso de 24 años que estaría implicado en el asesinato ocurrido el pasado viernes en El Bronx.

NYPD también confirmó que aunque la jovencita que atrajo a Romero en Facebook es parte fundamental de la investigación, no está previsto que sea arrestada, al menos por ahora.

La chica de 17 años, que ha sido identificada en las redes sociales como “Chiquita Andy”, alegadamente atrajo a Romero a un edifico en la Avenida Creston, en Fordham Heights, donde el muchacho fue golpeado con una botella de vidrio en la cabeza y apuñalado fatalmente.

En internet circulan varias fotografías de la joven y amigos cercanos de la víctima sugieren que la adolescente tiene varios perfiles de Facebook, y en uno de ellos figura en un ‘selfie’ en que aparece portando un arma de fuego.


Lee también:

Madre destrozada por muerte de hijo tras cita en Facebook

Cita romántica por Facebook le cuesta la vida a hispano de El Bronx (video)


“Quiero que se haga justicia. Esta joven no puede quedar libre, fue cómplice en la conspiración para atraer a mi hijo para robarle”, dijo María Benítez, madre del chico. “Mi hijo sufrió en sus últimos momentos. Estuvo agonizando 25 minutos antes de morir”.

Hasta ahora hay sólo dos detenidos: Christian Juárez (19) y Christopher García (27).

Juárez declaró que fue su amigo Skip quien apuñaló al adolescente de 16 años. “Sacó un cuchillo de su bolsa trasera y lo apuñaló dos o tres veces en el torso”, dijo Juárez a los detectives, según publicó el Daily News.

Le quitaron la vida por un teléfono que no servía, ni siquiera tenía servicio. Su cartera tenía unos cuantos dólares sueltos”, dijo Benítez. “¿Por qué no fue suficiente con golpearlo, por qué tenían que apuñalarlo salvajemente?”.

“Pido a la Policía que no cierren el caso de mi hijo”, dijo Benítez. “Allá afuera hay muchas pistas que tienen que ser investigadas. Le ruego a las autoridades que comprendan mi dolor y que escuchen mi reclamo”.

La familia realizará el velatorio este viernes en una funeraria de Parkchester y repatriará el cuerpo del adolescente a su natal ciudad de Puebla, en México.