Tres custodios de Nisman investigados por posible negligencia

Fueron retirados del servicio policial de manera preventiva y serán investigados ante la sospecha de que actuaron con negligencia en las horas previas a la muerte del fiscal
Tres custodios de Nisman investigados por posible negligencia
La muerte del fiscal Nisman es tan grave como su denuncia contra la presidenta Cristina Kirchner.
Foto: EFE

Tres de los custodios del fallecido fiscal argentino Alberto Nisman fueron retirados del servicio policial de manera preventiva y serán investigados ante la sospecha de que actuaron con negligencia en las horas previas a su muerte, informó hoy la agencia oficial Télam.

Nisman, que investigaba un atentado perpetrado en 1994 contra una organización judía de Buenos Aires y había denunciado a la presidenta Cristina Fernández, y algunos de sus colaboradores por presunto encubrimiento de los autores, supuestamente iraníes, murió de un disparo en la sien en su domicilio el 18 de enero y a su lado fue hallada una pistola que no era suya.

Fuentes policiales dijeron a Télam que el suboficial más antiguo de la custodia del fiscal, Rubén Benítez, que llevaba 16 años con él y también le servía de chófer, fue apartado de sus funciones “de manera provisoria”, igual que el suboficial Armando Niz y el sargento Luis Miño.

Un día antes de la muerte de Nisman, Benítez entró al domicilio del fiscal, porque este le llamó para pedirle asesoramiento para comprar una pistola como defensa personal.

LEA ADEMÁS:

Fernández volvió a sugerir que fue crimen la muerte de Nisman

“Por qué escapé de la Argentina”

Presidenta argentina pone en duda el suicidio del fiscal Nisman

La muerte de Nisman plantea una nueva incógnita para la sociedad argentina

Oposición exige comparecencia del canciller por muerte de Nisman

Gobierno pide investigar qué causó la muerte de Nisman

Según el testimonio de Benítez, después de aclarar a Nisman que no necesitaba un arma de fuego porque contaba con su protección, le recomendó “una pistola marca Bersa modelo Thunder o una modelo 380”.

Durante este encuentro, Nisman le pidió a su custodio “reserva absoluta” sobre la consulta, según declaró el mismo Benítez ante la fiscal que investiga su muerte, Viviana Fein.

Los otros dos custodios que pasaron a disponibilidad, Niz y Miño, se encontraban de guardia el domingo 18 de enero, fecha de la muerte deNisman.

Pese a llegar al edificio la mañana del domingo 18, no se comunicaron con sus superiores hasta después de que entrara en el apartamento la madre del fiscal esa noche.

Los custodios entraron en contradicciones sobre la hora en la que llamaron al timbre del fiscal ese domingo.

Además, mientras que Niz dijo que estacionaron el auto patrulla en el estacionamiento de invitados del edificio en el que residía Nisman, Miño señaló que se encontraban en el aparcamiento subterráneo, donde tuvieron problemas para encontrar cobertura telefónica.

Al pasar a disponibilidad preventiva, se les retiró la placa y el arma a los tres custodios, aunque seguirán cobrando su sueldo hasta que la investigación aclare si incurrieron o no en una negligencia al no informar a sus superiores y, en el caso de Benítez, al entrar en el apartamento deNisman.

Además de ellos, hay otros nueve policías a los que se les abrió un sumario administrativo, entre los que se encuentran los otros siete custodios deNisman y sus dos jefes en la Policía Federal, un comisario y un subcomisario.

Nisman fue hallado muerto en su casa de Buenos Aires en la víspera de su comparecencia en el Congreso para detallar la denuncia contra la presidenta, Cristina Fernández, por supuesto encubrimiento de los presuntos autores iraníes del atentado contra la mutual judía AMIA, que causó 85 muertos.

Con información de EFE