Obama enfoca su plan fiscal en los más pobres

Envía al Congreso su propuesta de gastos por $4 billones
Obama enfoca su plan fiscal en los más pobres
Obama propone nueva estrategia fiscal. Foto: EFE

El presidente Barack Obama presentó su plan presupuestario de 4 billones de dólares para el año fiscal 2016, centrado en subir impuestos a los más ricos para financiar obras públicas y ayudas para la clase media y gente pobre.

Los ingresos de la clase media “no han mantenido el ritmo en los últimos 30 años en comparación, como ya se sabe, con los beneficios empresariales y lo que está pasando la gente en lo más alto”. El plan de Obama también busca aliviar las estrechas restricciones presupuestarias impuestas a programas militares y domésticos en 2011 y presenta un ambicioso programa de obras públicas de seis años por un importe de $478,000 millones de dólares para mejorar autopistas, puentes y el transporte público.

Principales puntos del plan para los hispanos

Ayuda a familias: Ampliación de los créditos tributarios para padres de familia con niños en guardería, estudiantes con matrículas universitaria, y trabajadores de bajos ingresos y que no tienen niños.

Cambios tributarios: Una reducción del 35% al 28% de la tasa tributaria para las empresas, mediante reformas que cierren los resquicios en el código tributario. También habría un aumento en los impuestos a las instituciones bancarias y a las ganancias de capital de los inversionistas, así como nuevos impuestos al patrimonio, y a productos de tabaco.

Educación: Más de $5,000 millones de dólares adicionales para los programas de ‘Head Start’, y $750 millones para el Departamento de Educación, con la idea de ampliar los programas preescolares financiados por el gobierno, de 18 a más de 40 estados. El plan de Obama incrementa en $1,000 millones los fondos para programas del Título I, destinados a escuelas en vecindarios pobres. Mantiene las inversiones para programas de aprendizaje del inglés y para la capacitación de maestros. Se invierten más de $3,000 millones en los programas de educación en ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM). Estos fondos incluyen $125 millones para el rediseño de preparatorias especializadas en esta área dando más oportunidades a niñas y otros grupos con baja representación en los campos STEM.

Estudiantes universitarios: Dos años de matrícula gratuita en colegios universitarios para estudiantes que califiquen, y el continuo apoyo a becas Pell Grant para estudiantes de ingresos bajos y moderados, ajustadas al nivel actual de inflación.

Vivienda: Inversión de $250 millones en el programa Choice Neighborhoods del Departamento de Vivienda y de $150 millones en el programa Promise Neighborhoods del Departamento de Educación, para ampliar las oportunidades económicas y educativas en barrios pobres.

Días de enfermedad con pago: Ofrece fondos federales para alentar el desarrollo de programas estatales para días de enfermedad con pago para millones de trabajadores.