Padres de estadounidense que habría muerto a manos de ISIS confían que sigue viva

El Estado Islámico asegura que la cooperante murió en un ataque de la Fuerza Aérea jordana
Padres de estadounidense que habría muerto a manos de ISIS confían que sigue viva
Kayla Muller fue secuestrada el 4 de agosto de 2013.
Foto: YouTube

WASHINGTON – Los padres de la estadounidense Kayla Muller, en poder del Estado Islámico (ISIS), que asegura que la cooperante murió en un ataque de la Fuerza Aérea jordana, confían en que su hija siga viva y piden hablar con el grupo yihadista.

En un carta divulgada hoy por los medios locales, Carl y Marsha Mueller se refieren a la noticia divulgada este viernes por el ISIS, que aseguró que la chica, de 26 años, falleció en un bombardeo de aviones jordanos, si bien no aportó prueba alguna del deceso.

“Esta noticia nos deja preocupados. Sin embargo, todavía tenemos esperanza de que Kayla siga viva”, afirmaron los padres.

LEE MÁS SOBRE ISIS AQUÍ

La joven, originaria del estado de Arizona, fue secuestrada el 4 de agosto de 2013 y, desde entonces, la familia Mueller había guardado “silencio” para no socavar una posible liberación de la trabajadora humanitaria, cuyo nombre se hizo público este viernes.

Los padres afirman haber mantenido “comunicaciones previas” con los secuestradores, a quienes imploran que vuelvan a ponerse en contacto con ellos.

“Ustedes nos dijeron que tratarían a Kayla como su invitado. Como invitado suyo, su seguridad y bienestar continúan siendo su responsabilidad”, escribieron.

“La madre de Kayla y yo hemos hecho todo lo posible para que ella fuera liberada de forma segura. En estos momentos, les pedimos a ustedes, quien retienen a Kayla, que se pongan en contacto con nosotros en privado”, concluye la misiva.

LEE MÁS SOBRE ISIS AQUÍ

La organización estadounidense Site Intelligence, que rastrea mensajes yihadistas, alertó este viernes del mensaje de los extremistas, que sostienen que el edificio donde estaba la joven, cooperante en la frontera entre Turquía y Siria, fue destruido en un bombardeo en la ciudad siria de Al Raqa, feudo del Estados Islámico.

En el mensaje, el ISIS reveló el nombre de la cooperante, algo que el Gobierno de Estados Unidos había intentando mantener en secreto mientras se negociaba discretamente su liberación.

El Ejecutivo de EEUU señaló este viernes que está intentando determinar la veracidad del anuncio de los yihadistas, pues no dispone de “ninguna prueba para corroborar las afirmaciones del ISIS”.

El grupo radical asesinó recientemente a dos rehenes japoneses, Haruna Yukawa y Kenji Goto, además de responsabilizarse esta semana de haber quemado vivo a principios de enero a un piloto jordano, Muaz Kasasbeh, capturado el pasado diciembre tras estrellarse su avión de combate en tierras del califato.

La atribución de la muerte de la cooperante estadounidense a las fuerzas jordanas se produjo horas después de que Jordania anunciara represalias contra los yihadistas por la cruel muerte de su piloto.

Mueller, miembro de la ONG “Support to Life”, trabajaba con voluntarios españoles de la organización humanitaria Médicos Sin Fronteras en la zona fronteriza entre Turquía y Siria cuando fue secuestrada en 2013.

LEE MÁS SOBRE ISIS AQUÍ