Procesan a grupo por lavar dinero en EEUU para el cártel de Sinaloa

Identifican a 32 personas que compraban y vendían oro en EEUU para narcotraficantes mexicanos
Sigue a El Diario NY en Facebook
Procesan a grupo  por lavar dinero en EEUU para el cártel de Sinaloa
Los denunciados usaban el dinero que recaudaban con la venta de drogas para comprar oro.
Foto: Archivo / EFE

Treinta y dos personas, todas de origen mexicano, fueron procesadas por lavado de más de 100 millones de dólares del Cartel de Sinaloa a través de la compra y venta de oro, informó hoy la fiscalía federal del Distrito Norte de Illinois.

Según un comunicado, los responsables de la conspiración eran Diego Pienda Sánchez, de 30 años, y Carlos Parra Pedroza, de 31, quienes fueron detenidos a fines de septiembre pasado cuando visitaban Chicago procedentes de Guadalajara, México.

Un gran jurado federal los acusó en diciembre de varios cargos de lavado de dinero y a partir de ese momento las autoridades comenzaron a cerrar el cerco sobre los demás involucrados, en una investigación que comenzó en 2011.

Las actividades de lavado de dinero, según se informó, se realizaban en Illinois, Wisconsin, Indiana, Ohio, Kentucky, Georgia, California, Texas y Carolina del Norte.

Los denunciados usaban el dinero que recaudaban con la venta de drogas del Cartel para comprar oro fino y descartes de ese metal en comercios locales, que luego enviaban a refinerías de Florida y California.

El dinero producido con la venta del oro era enviado luego a México, donde Pienda Sánchez y Parra Pedroza manejaban una red de casas de cambio.

Once de los acusados fueron detenidos en el área de Chicago, dos cayeron en Kentucky y Georgia y cuatro ya estaban cumpliendo penas en prisiones estatales y federales. Otros 15 acusados se encuentran prófugos, varios de ellos en México.

Gary Hartwig, agente especial a cargo de la división de investigaciones del Departamento de Seguridad Nacional, declaró en el comunicado que Chicago es un centro de lavado de dinero del narcotráfico.

“Muy a menudo el dinero sucio cambia de manos en público, a la vista de todos en estacionamientos de la ciudad y suburbios”, afirmó.

Durante las investigaciones los agentes requisaron casi 3 millones de dólares en efectivo, armas de fuego, 42 kilos de cocaína y dos toneladas de marihuana, así como una cantidad de revelada de heroína y metanfetaminas, agregó.