Tres formas de tener un botiquín seguro en casa

Limpia tu botiquín para eliminar adecuadamente medicamentos vencidos que pueden ser peligrosos
Tres formas de tener un botiquín seguro en casa
Sigue estas pautas para que tu botiquín en casa no sea peligroso.
Foto: Consumer Reports

¿Ha pasado mucho tiempo desde la última vez que revisaste todos sus medicamentos? Dejar medicamentos vencidos y que no se usaron en el botiquín “sólo por si acaso” puede poner a las personas que viven en tu hogar, incluyendo niños y mascotas, en riesgo de ingestión accidental, mal uso o una sobredosis.

Entonces, ¿qué se debe tirar? Aunque algunas píldoras se pueden guardar por una década o incluso más, para estar seguro, nuestros consultores dicen que debes desechar todos los medicamentos que tienen más de un año después de su fecha de vencimiento. (Una excepción: el antibiótico tetraciclina puede volverse tóxico después de su fecha de vencimiento y causar problemas renales, así que tira todas las cápsulas que no usaste antes o en la fecha de vencimiento).

Pero no tires tus medicinas como lo haces con la demás basura. Haz esto mejor:

1. Lleva los medicamentos a la farmacia. Muchas farmacias aceptan y desechan de manera segura los medicamentos de venta libre y con receta médica. Antes de dejarlos, retira toda la información de identificación que se encuentra en las etiquetas de la botella para proteger tu privacidad. Para encontrar recolectores autorizados en tu área, llama al servicio telefónico de atención al cliente de la oficina de la DEA, Diversion Control’s Registration, al 1-800-882-9539. Además, los dos recursos en línea, disposemymeds.org y sharpsinc.com/locations, pueden ayudarte a encontrar una ubicación cerca de ti.

2. O bien, toma estas precauciones si tiras tus medicamentos en la basura de tu casa (si no vives cerca de una farmacia que acepte tus medicamentos). Mézclalos con arena sanitaria para gatos, granos de café o aserrín; coloca la mezcla en una bolsa plástica sellada, luego tírala en la basura. Recolecta los frascos vacíos de las recetas médicas y colócalos en el reciclaje de plásticos, si tu comunidad acepta esos pequeños envases.

3. Almacena tus medicamentos correctamente. Cuando sepas qué medicamentos con receta médica y de venta libre vas a guardar, no los coloques en el botiquín en el baño, donde el calor y la humedad pueden degradarlos y posiblemente hacerlos menos potentes. Un mejor lugar es un gabinete en la cocina, lejos de la estufa.