¿Hace “50 sombras de Grey” apología de la violencia sexual?

El esperado estreno del filme ha desatado las protestas de algunos grupos que consideran que esta historia de dominación y sumisión hace apología de la violencia sexual y del abuso doméstico.
Sigue a El Diario NY en Facebook
¿Hace “50 sombras de Grey” apología de la violencia sexual?
"50 sombras de Grey"

Este fin de semana llega a los cines la esperada adaptación cinematográfica de “50 sombras de Grey”, la primera parte de la trilogía de novelas eróticas de la escritora británica E. L. James, de la que se han vendido más de 100 millones de copias en todo el mundo y que ha tenido un gran éxito entre el público femenino.

El estreno del filme -que narra la relación de tintes sadomasoquistas entre una estudiante de literatura de 21 años y un empresario multimillonario de 27, a los que dan vida Dakota Johnson y Jamie Dornan- ha desatado las protestas de algunos grupos que consideran que esta historia de dominación y sumisión hace apología de la violencia sexual y del abuso doméstico.

Lea: Los juguetes sexuales de moda gracias a “50 sombras de Grey”

El personaje de la tímida y vulnerable Anastasia Steele cae rendida a los pies del atractivo y adinerado Christian Grey, quien a cambio de su amor y de algún que otro caro regalo, hace que la joven se introduzca en el mundo de BDSM (término que abarca prácticas como el bondage, la disciplina, la dominación, el sadismo o el masoquismo).

“Se trata de un depredador experimentado que es un acosador, un abusador y un sádico, focalizado en una mujer mucho más joven que él”, aseguró recientemente Gail Dines, profesora de sociología del Wheelock College de Boston, en Estados Unidos.

Dines ha creado el movimiento “50 Dollars Not 50 Shades” (50 Dólares No 50 Sombras), con el que quiere animar a los espectadores a que donen el dinero que se gastarían en ir al cine para ver la película a organizaciones que luchan contra la violencia doméstica y a los albergues de mujeres maltratadas.

“Es un cuento de hadas en el sentido de que no es real, pero en realidad es una historia de horror que viven muchas mujeres”, aseguró Dines, en unas declaraciones recogidas por la agencia Reuters.

Este jueves, el grupo “Fifty Shades is Domestic Abuse” (50 Sombras es violencia doméstica) montó una protesta en Londres durante el estreno de la película.

La organizadora de la protesta, Natalie Collins, aseguró que “50 sombras de Grey” presenta “una relación abusiva”.

“¿Es algo romántico cuando alguien te intercepta el teléfono, sabe donde vives antes de que se lo digas, vende tu único medio de transporte o compra la compañía en la que trabajas?”, se preguntó Collins recientemente.

La fundadora de “Fifty Shades is Domestic Abuse” se mostró preocupada por “la cantidad de violencia doméstica que se romantiza y celebra”.

Mientras, en los últimos días, los usuarios de las redes sociales han estado utilizando en Twitter hashtags como #FiftyShadesisAbuse (50 Sombras es abuso) para mostrar su malestar por la película.

Preguntada por la polémica en torno al filme, su protagonista femenina, Dakota Johnson, aseguró que los espectadores deberían verlo antes de llegar a la conclusión de que glamouriza los abusos.

Mientras, la directora de la cinta, la británica Sam Taylor-Johnson, destacó que siente que en su película ha “empoderado a esta mujer (la protagonista)” y le ha dado “la última palabra” de una forma “muy clara”.

En declaraciones a la BBC, Taylor-Johnson dijo que “no se puede juzgar algo sin verlo”.

“Cada encuentro sexual que (Anastasia) tiene con Christian lo hace voluntariamente y de manera cómplice hasta el momento en el que él cruza una línea”.

“Y cuando él cruza esa línea el de ella es un ‘no’ muy firme y tiene la última palabra. Tiene todo el poder y él es el vulnerable, por lo que no creo que se glamourice nada”, aseguró la realizadora.

En unas declaraciones previas recogidas por el diario Los Angeles Times, Taylor-Johnson reconoció que, consciente de la controversia, rodó y editó con mucho cuidado las escenas de sexo.

La reacción de los críticos a la película ha sido mayoritariamente negativa, aunque muchos han señalado que es mejor que el libro en el que está inspirada, algo, que según decía el Los Angeles Times recientemente, “no es difícil”.

Algunos periodistas, como Luis Martínez, crítico cinematográfico del diario español El Mundo, también han expresado sus reticencias por el mensaje de la película.

“Los comportamientos de sometimiento, sumisión y malos tratos que tan bien ‘preconizan’ los exitosos libros para adolescentes, aquí aparecen ritualizados para los más mayores de forma fehaciente. El maltrato machista ahora adquiere la forma del sofisticadísimo y muy turbador ‘bondage’”, aseguraba Martínez en su crítica del filme.

“Cada uno de los patrones más viejos, gastados y vulgares del machismo de toda la vida se empaquetan para el consumo generalizado libre del molesto engorro de la mala conciencia o del simple pensamiento”, señaló el periodista.

Con o sin críticas, se espera que en su fin de semana de estreno en EE.UU., “50 sombras de Grey” recaude más de US$60 millones, mientras que los fabricantes de juguetes sexuales se frotan las manos por el incremento de ventas que están experimentando.

No hay duda de que el sexo, en cualquiera de sus formas, vende.