Cuatro jóvenes talentos y un peso pesado

DeGrom, Harvey, Wheeler y Bartolo Colón son la apuesta de Mets para regresar en grande

Guía de Regalos

Cuatro jóvenes talentos y un peso pesado
Jacob deGrom enfrenta el reto de revalidar credenciales como Novato del Año.
Foto: GETTY IMAGES

HOUSTON

Pregúntenle a los Mets cuál es su fortaleza de cara a la temporada y ellos dirán que es su rotación de abridores. Mientras que el equipo de Queens espera que su lineup mejore y se sienten emocionados acerca de su joven y talentoso bullpen, su quinteto

abridor tiene el potencial más alto para guiarlos a la postemporada.

Eso comienza con Matt Harvey y se extiende hasta los jóvenes Jacob deGrom y Zack Wheeler, quienes vienen de tener grandes temporadas. Considerando la profundidad detrás de ese trío, los Mets contarían con una sólida rotación en 2015.

El quinteto abridor (más uno): Harvey, deGrom, Wheeler, Jon Niese, Bartolo Colón y Dillon Gee

Los Mets también están muy emocionados acerca de DeGrom – quien deberá demostrar que su cuerpo es capaz de aguantar el rigor de al menos 200 entradas — y Wheeler. Más que ningún otro miembro del cuerpo de lanzadores, Wheeler tiene la oportunidad de alcanzar un nivel de estrella este verano.

En general, la fortaleza de los Mets aquí recae en su profundidad. Aunque los problemas de salud continúan aquejando a Niese, el zurdo ha cumplido a carta cabal mientras ha estado en salud.

Esperando dar el salto: El dominicano Rafael Montero, Noah Syndergaard, Steven Matz.

No se sorprendan si Montero arranca la campaña en el bullpen. Aunque el quisqueyano es el único de este trío con experiencia previa como abridor en Grandes Ligas, no hay cupo para él en la rotación, ni tampoco le resta nada más qué demostrar en Triple-A Las Vegas. Si los Mets sufren una baja en su rotación temprano en la campaña, Montero sería uno de los principales favoritos para llenar el hueco.

El potencial de Syndergaard es tan alto como el de cualquier otro lanzador en la organización, pero también existen dudas acerca de si podrá o no alcanzar ese nivel óptimo.

Otra temporada mediocre mermaría su etiqueta de estelar prospecto considerablemente, pero un buen año lo pondría de nuevo en ese camino de futuro superestrella. Si todo sale como se planeó, Syndergaard se estaría uniendo a la rotación en cualquier momento en mayo, y se quedaría ahí por mucho tiempo

eldiariony.com