La última comida de esta sentenciada a muerte te dejará con la boca abierta

Kelly Gissendaner será ejecutada el 25 de febrero, en Georgia, tras resultar convicta por planear el asesinato de su esposo
La última comida de esta sentenciada a muerte te dejará con la boca abierta
Kelly Gissendaner es la primera mujer que morirá bajo pena capital en el estado de Georgia desde 1945.

Es común que los seres humanos justifiquen saborearse un antojo de comida o un buen atracón bajo la frase “tú no sabes cuándo te vas a morir”. En el caso de Kelly Gissendaner (46), ese deseo cobra valor en el opuesto de la frase.

Gissendaner será ejecutada la próxima semana (25 de febrero) bajo una sentencia de pena capital. Antes procuró que su última comida fuera memorable.

La mujer de, Auburn, Georgia, quien será sometida a la pena de muerte por el asesinato de su esposo, pidió como última comida, pan de maíz, batida, dos Whoppers con queso y el resto de los ingredientes, dos órdenes grandes de papas fritas, helado de cereza y vainilla, palomitas y limonada. Pero la lista continúa. La sentenciada también solicitó ensalada con huevo hervido, tomates, cebollas, zanahorias, queso, pimientos bell y aderezo de buttermilk marca Paul Newman.

Por requerimientos como éste, Texas prohibió el derecho a una última comida en 2013.

La decisión se tomó luego de que el convicto por asesinato, Lawrence Russell Brewer, pidiera fajitas, pizza de carne, un “triple-meat bacon cheeseburger”, filetes de pollo frito, entre otros alimentos, y luego se negara a comerlos.

Aún las autoridades no han especificado si cumplirán el último deseo culinario de Gissendaner.

Gissendaner resultó convicta en 1998 por mandar a su amante Gregory Bruce Owen a asesinar a su esposo Douglas Gissendaner, en hechos reportados el 7 de febrero del año previo. Douglas fue secuestrado, apuñalado y quemado vivo. Antes de matarlo, el amante se apropió de un reloj y la sortija de matrimonio para hacer creer que se trató de un robo. Owen cumple una cadena perpetua. Gissendaner fue condenada a muerte el 20 de noviembre de 1998. La sentenciada es la primera mujer que morirá bajo pena capital en el estado de Georgia desde 1945.

La orden de ejecución se pospuso por años debido a las apelaciones presentadas por los abogados de la mujer.

LEE TAMBIÉN:

Georgia ejecuta a un preso con supuesta discapacidad intelectual

Familia de reo ejecutado en Georgia pide dinero para su funeral

Padre enfrentaría pena capital por muerte de menor sofocado en vehículo