Cambios para los asesores de planes de pensiones

El presidente Barack Obama ha pedido al departamento de Trabajo que haga una propuesta que requiera que los asesores financieros e intermediarios que gestionan cuentas de pensiones estén sujetos a una obligación fiduciaria. Es decir que estas personas que gestionan los ahorros tendrán la obligación de dar la mejor orientación para las necesidades del cliente, independientemente de los beneficios que esto les produzca.

Según un informe de la Casa Blanca, el consejo en el que hay estos conflictos de intereses ha llevado a que los retornos de la inversión sean mínimos y que las familias de clase media pierdan cada año unos $17,000 millones por estos conflictos de intereses