Restituirán más de $500,000 a compradores defraudados en Pueblo Bávaro

Fiscalía de NY logra acuerdo en demanda contra Dominicana Consorcio Empresarial Emproy-Divisa, SA, que operaba en NY desde la agencia Rivas Travel

@Zaira_Reporter

NUEVA YORK — La fiscalía estatal aseguró títulos de propiedad y más de medio millón de dólares en restituciones para decenas de personas del área metropolitana de Nueva York que compraron apartamentos fraudulentos en República Dominicana.

El fiscal general Eric T. Schneiderman logró un acuerdo en su demanda contra Danilo Díaz, presidente de Dominicana Consorcio Empresarial Emproy-Divisa, SA, que operaba en NY desde la agencia Rivas Travel, en Washington Heights. David Rivas, propietario de Rivas Travel, y Julio Balbuena, gerente de ventas, también están involucrados en la estafa en el proyecto de desarrollo inmobiliario Pueblo Bávaro, en Punta Cana.

“Las empresas extranjeras que se dedican a la conducta ilegal y luego salen del estado o país serán perseguidos con todo el rigor de la ley”, advirtió Schneiderman. “Es importante para los neoyorquinos tener confianza cuando realizan transacciones con empresas extranjeras que hacen negocios en este estado”.

La fiscalía recibió, en noviembre, un total de 86 quejas en búsqueda de restitución y títulos de propiedad por residencias compradas entre 2005 y 2008. De ellos, 40 denunciantes ya obtuvieron títulos de propiedad, y otros 15 deben recibirlos dentro de 60 días. Los 29 restantes recibieron un reembolso de su pago, ya fuera una cuota inicial o la totalidad de una residencia que nunca vieron, sumando un total de $540,499.

Entre los afectados se encuentran los esposos Miguel (68) y Margarita Corporán (47), quienes expresaron su alegría por recuperar los ahorros de toda su vida. Los residentes de Nueva Jersey pagaron, en mayo de 2007, una cuota inicial de $26,700 por el departamento de sus sueños, pero lo que siguió fueron siete años en el limbo.

“Confiamos hasta el último día en que era una negocio legítimo. Al final nos desengañamos cuando la fiscalía intervino”, expresó Margarita, quien es contable.

Los Corporán se animaron a hacer negocios con Rivas Travel luego de ver el programa publicitario “Santo Domingo Invita”, en Telemundo. La agencia les prometió deducir la inversión por un viaje a Pueblo Bávaro de los $90,000 que costaba el departamento en lo que parecía un lujoso complejo.

“Nos llevaron a conocer nuestro futuro hogar y nos trataron como reyes. Derrochaban formalidad”, comentó Margarita. “No dudamos en entregar el dinero de años de trabajo duro y sacrificio”.

La compañía inmobiliaria ya devolvió el dinero a los Corporán después del acuerdo del fiscal, pero el matrimonio asegura que los sueños rotos son irreparables.

Adicional al acuerdo de la fiscalía, la Orden de Consentimiento y Fallo, firmado por la Jueza de la Corte Suprema de Manhattan, Joan Kenney, requiere a la compañía inmobiliaria restituir el dinero a nuevos posibles demandantes que pagaron una cuota inicial o la totalidad por una residencia que no recibieron.

La devolución del dinero se debe realizar en un plazo de 30 días a partir de que la compañía inmobiliaria reciba el reclamo, y el título de propiedad para los posibles nuevos reclamantes debe entregarse en un plazo de 60 días.

La orden de Kenney también prohíbe a Danilo Díaz, Julio Balbuena y David Rivas la publicidad o la participación en la venta, transferencia o traspaso de propiedades en Dominicana a clientes de NY.

La compañía Emproy-Divisa tampoco estaba registrada en el Departamento de Estado del Estado de Nueva York, como lo exige la Ley de Corporaciones.

Las querellas de los denunciantes incluyen ocupantes ilegales viviendo en sus apartamentos, la desaparición de muebles y electrodomésticos, y el adeudo de alquiler.

Además de las restituciones a los clientes, Rivas Travel y Emproy Divisa pagaron $25,000 en multas y $2,000 en costos cada uno. Si Emproy Divisa no cumple con los términos de la Orden de Consentimiento y Fallo, recibirían una penalidad adicional de $50,000.

Si cree que ha sido afectado por el fraude, puede realizar su queja en la Oficina Regional en Harlem de la fiscalía general, situada en 163 de la calle 125 Oeste, suite 1324. Los compradores también pueden llamar al (212) 961-4475.