El mundo sin ‘Money’ y Manny

En el horizonte no asoman las nuevas estrellas que mantengan arriba el show del boxeo
El mundo sin ‘Money’ y Manny
Floyd Mayweather Jr. tiene los dos mejores registros en el PPV, logrados en sus peleas ante 'Canelo' Álvarez y Oscar de la Hoya.
Foto: GETTY IMAGES

@jairogiraldo10

¡El rey ha muerto, qué viva el rey! Como quien dice:

a rey muerto rey puesto. Así de pronto le encontrábamos respuestas en el boxeo a los vacíos creados por la ausencia de alguna gran estrella.

Eso en otro tiempo. Cuando los boxeadores parecían Dioses y eran cosa corriente las carteleras de lujo y el desfile de estrellas de otro cielo.

Y si no era Alí podria estar Frazier. Y si no mirábamos a Monzón estaba Leonard, Arguello, “Púas” Olivares o “Mano de Piedra” o Hagler.

Nunca los fanáticos de los setenta y ochenta se preguntaron ¿qué pasará si se acaban las grandes peleas? Básicamente porque parecía imposible que se apagara aquella generación magnífica que duró dos décadas.

Hoy, cuando Manny Pacquiao y Floyd Mayweather Jr. se citan para el 2 de mayo en Las Vegas, a la par que alistamos butaca frente a la tele, los más agudos empiezan a pensar en lo que pueda pasar en el boxeo cuando se vayan los dos reyes de la taquilla en los pasados diez años.

Un vistazo retro le pone más contexto al tema y recordamos que ya en los 90 tuvimos un eclipse parecido al que asoma en el horizonte. Fue una década en la que el boxeo lo llevaron en hombros Mike Tyson y Julio César Chávez. Luego surgió De la Hoya. Y ese “Big Three” se bastó para mantener a salvo la fiesta que tuvo alternantes de lujo como Arturo Gatti, Micky Ward y Acelino Freitas.

Y cuando el dictamen del calendario nos replanteó la pregunta ya estábamos en el final del milenio.

Inicio de una época

Nos quedaba De la Hoya y llegaron Shane Mosley, “Terrible” Morales y Marco Antonio Barrera, mientras le ponían algún relieve a su nombre Manny Pacquiao y Floyd Mayweather Jr. que resumen quince años, que debe ser lo máximo que dure un peleador calándose trompadas en los cuadriláteros del mundo. Justo será agregar nombres como Miguel Cotto y ‘Canelo’ Álvarez entre los que sacuden pasiones y mueven la taquilla.

Han sido diez años fantásticos con Pacquiao. De cara al amor y al dolor nos regaló su rivalidad con un formidable enemigo como Juan Manuel Márquez y sus victorias brutales frente a Margarito y Cotto, pero ya se va.

Un mismo tramo de la historia en la que Mayweather pasó de alternante de Oscar en el PPV a ser la figura dominante del negocio. Polémico, incendiario, ventajista, pero talentoso como pocos. Igual, cualquier día cuelga los guantes.

Por eso la pregunta flota en el aire. ¿Y cómo será en mundo del boxeo al día siguiente cuando ya no tengamos a “Money” y Manny?

La vida en el boxeo después del adiós de Mayweather y Pacquiao puede llegar a ser muy lúgubre. ¿Por cuenta de quién viene la siguiente puesta en escena?

Si hay algo claro es que todavía no llegó la generación del relevo. No sea que Haymon, De la Hoya y Arum quieran confiarle su negocio a Adrien Broner, “Chino” Maidana y Provodnikov. Lo cual no parece posible.

Sin falsos pesimismos, lo diferente es que antes los promotores encontraban múltiples maneras de hacer grandes combates y ahora, ni aunque quisieran tendrían el material para el gran show.

Que “Canelo” Álvarez vende al mercado mexicano es innegable, pero ya no va a crecer mucho más fuera de allí.

Que Cuba y su nueva realidad geopolítica nos traiga a los herederos de “Kid Gavilán” y Guillermo Rigondeaux, puede ser un espejismo.

Que Amir Khan vuelve a ser una promesa es cierto y que Leo Santa Cruz sigue su escalada hacia lo más alto es otra verdad, pero Tim Bradley o Terence Crawford, los más visibles entre los buenos boxeadores estadounidenses no tapan en algo la enorme crisis del boxeo en este país, que acaso explique todas las razones por las que no tenemos respuestas para una pregunta complicada ¿Cómo será la vida en el boxeo después de Mayweather y Pacquiao?

eldiariony.com