Herbalife sufre en sus cuentas la fortaleza del dólar

Las ventas y ganancias caen en el cuarto trimestre
Herbalife sufre en sus cuentas la fortaleza del dólar
Oficinas centrales de Herbalife en Los Ángeles
Foto: Archivo .

La fortaleza del dólar frente a buen parte de las divisas mundiales y un nuevo sistema de marketing para los vendedores han impactado negativamente en los resultados del último trimestre de Herbalife, la multinacional de complementos nutricionales. La apreciación del dólar es un problema con el que batallan muchas multinacionales de EE. UU.

La compañía registró unas ventas netas de $1,100 millones, un 11% menos que en el mismo trimestre del año anterior y unas ganancias netas de $121 millones, un 16% menos.

Excluído el impacto de las cotizaciones de las divisas en muchos de los países en los que opera Herbalife, sobre todo Venezuela, las ventas se habrían mantenido, en su conjunto, planas.

Estas cayeron significativamente en México y Suramérica, la zona del Asia Pacífico y Norteamérica en este periodo.

En una conferencia con analistas, el presidente de la empresa, Michael Johnson, dijo que estos resultados no le hacen feliz pero explicó que en buena medida reflejan una transición que se trasladará también en las cuentas del primer trimestre pero que a largo plazo harán a la empresa “incluso más fuerte y sostenible”. En el comunicado oficial, Johnson mostró su lado más optimista y explicó que en todo el año las ventas crecieron. Las ganancias no obstante, cayeron.

Johnson dijo tener mucha confianza en el modelo de negocio de la empresa y en el futuro de esta debido a las tasas de obesidad , el envejecimiento de la población y el desempleo, algo que hace que sus productos sean más atractivos para los consumidores y para los vendedores. En EE UU, muchos de sus distribuidores son latinos.

Las acciones de Herbalife, registraron fuertes vaivenes en la Bolsa tras la publicación de las cifras. En lo que va de año las acciones se han depreciado fuertemente llevando a un territorio cómodo para William Ackman, el inversionista que en diciembre de 2012 hizo una apuesta bajista sobre Herbalife valorada en $1,000 millones. Ackman cree que las acciones perderán todo su valor y acusa a la empresa de ser un esquema piramidal.

La FTC investiga a Herbalife desde hace casi un año. Ayer, en conferencia con analistas ni se mencionó