Sofía Vergara le pone rostro al hipotiroidismo

La actriz batalla contra este mal desde los 28 años tras haber superado un cáncer de la tiroides
Sofía Vergara le pone rostro al hipotiroidismo
Es poco sabido que Sofía Vergara sufrió cáncer de tiroides.
Foto: Archivo

@PedroFrisneda

Nueva York – A sus 42 años Sofía Vergara lo tiene todo. Fama, belleza, fortuna, amor y mucho carisma. Pero a esto se le une algo que le cambió su vida para siempre y que pocos conocen.

Desde temprana edad, la famosa actriz colombiana sufre de hipotiroidismo, una condición que afecta la glándula de la tiroides, y que se caracteriza por la poca producción de la hormona tiroidea, la cual le permite al cuerpo funcionar apropiadamente.

Como nos reveló en una entrevista, la hermosa barranquillera comenzó a sufrir esta condición luego que le removieran la glándula de la tiroides debido a un cáncer que le fue diagnosticado a los 28 años.

Hoy, con su enfermedad totalmente bajo control, Vergara comparte su experiencia, mediante la campaña nacional de concientización “Follow the Script” (“Sigue el guión”), que busca motivar a otros pacientes de hipotiroidismo a tomar un papel más activo en su salud. La idea es enfatizar la importancia de un diagnóstico y un tratamiento temprano.

Pocos saben que fuiste diagnosticada con cáncer de la tiroides. Cuéntanos sobre esa experiencia en tu vida…

– Lógicamente fue muy traumático, porque la palabra cáncer siempre asusta. Me sacaron la tiroides y debido a eso comencé a sufrir hipotiroidismo. Pero mi reacción fue tratar de educarme para saber lo que tenía, para tomar las riendas del asunto y poder hacer lo mejor posible para mejorar.

¿Cuáles fueron tus síntomas?

– Yo no he tenido síntomas. No los tuve antes o después de sufrir el cáncer. Creo que es porque me porto muy bien con mis tratamientos; soy muy religiosa tomándome las pastillas y yendo al doctor. He tenido mucha suerte en conseguir doctores que entienden mi caso y me han guiado bien.

¿Conocías sobre esta enfermedad?

– Sí, es una enfermedad muy común entre mujeres y también la sufren los hombres. Lo había escuchado, pero no sabía mucho del cáncer de tiroides y ni que yo lo tenía.

¿Cómo ha afectado esto tu vida diaria?

– Comencé a tomar pastillas synthroid y lo tengo que hacer por el resto de mi vida. Tengo que estar pendiente y hacerme exámenes para saber si mis niveles (de hormonas) están perfectos. Eso es lo más importante. Tienes que tener un doctor en el que confíar y saber que te va a guiar en este proceso.

¿Cómo mantienes la enfermedad bajo control?

– Con el cáncer en estos momentos estoy en remisión. Me sacaron la tiroides y los doctores me hacen chequeos constantes. Con el hipotiroidismo lo que hago es que tomo una pastilla todos los días y los doctores me sacan la sangre cada tres o seis meses, para saber mis niveles y cuánto mi cuerpo necesita.

¿Cuál es tu mensaje para los latinos con hipotiroidismo, especialmente las mujeres?

– Ésta es una condición que le sucede a mucha gente. Es importante que se eduquen, que si presienten que pueden estar sufriendo de eso o tienen algún síntoma, que busquen a un doctor que los ayude, los guíe y los saque de las dudas. Es un examen de sangre lo que se necesita para saber si tienen hipotiroidismo y es relativamente fácil tomar control de la situación.

En cuanto a las mujeres, debemos hacer todo con moderación. Que no hagan dietas exageradas, que coman bien saludable, que hagan ejercicios y cosas que le hagan feliz y que, en lo posible, eviten el estrés.

El doctor Agustín Andrade, endocrinólogo quien trató a Sofía tras ser diagnosticada, aclara que si bien todas las mujeres pueden desarrollar hipotiroidismo, incluyendo las latinas, las que están en mayor riesgo son las mujeres de raza blanca (caucásicas). Ademas, según el experto, existen otros factores que aumentan la posibilidades de una persona a desarrollar este mal.

“Si la persona tiene historia familiar de hipotiroidismo se aumentan los riesgos. Hay otros factores como el uso de tabaco y la exposición a radiación. Todo eso hace que la persona sea más proclive a tener la enfermedad”, asegura el galeno.

Se estima que 30 millones de personas han sido diagnosticadas en EEUU con hipotiroidismo, y aproximadamente una de cada ocho mujeres tendrá una a afección tiroidea a lo largo de su vida

FollowTheScriptCampaign.com

  • Aumento de peso
  • Piel seca
  • Pérdida de cabello, incluyendo las cejas
  • Hinchazón de la cara, las manos, las piernas, tobillos o pies
  • Sensación constante de frío
  • Molestias y dolores en los músculos o en las articulaciones
  • Voz ronca o rasposa
  • Estreñimiento
  • Sangrado menstrual abundante o períodos irregulares.
  • Fatiga
  • Cognitivos y del estado de ánimo
  • Dificultad para concentrarse
  • Dificultad para recordar cosas
  • Depresión o sentimiento de tristeza

Otros:

  • Infertilidad
  • Elevado nivel de colesterol en sangre
  • Frecuencia cardiaca lenta
  • Glándula tiroidea de mayor tamaño (un médico puede detectarlo durante un examen).

El hipotiroidismo es una afección en la cual la glándula tiroides no produce suficiente hormona tiroidea (a menudo se llama tiroides hipoactiva). La glándula tiroides, ubicada en la parte anterior del cuello, es un órgano importante del sistema endocrino. Esta produce hormonas (T3 y T4) que controlan la forma como cada célula en el cuerpo usa la energía (metabolismo) y mantiene órganos como el cerebro, el corazón y los músculos funcionando apropiadamente.

La enfermedad es más frecuente en las mujeres y personas mayores de 50 años. La causa más común es la tiroiditis, que es una hinchazón e inflamación que dañan las células de la glándula tiroides. Esto puede ser causado por una enfermedad autoinmune (ataque del propio sistema inmunitario), infecciones virales y el embarazo.

Otras causas pueden ser efecto de medicamentos, anomalías congénitas (al nacer), terapias de radiación al cuello o al cerebro para tratar cánceres, y extirpación quirúrgica de parte o de toda la glándula tiroidea.

El hipotiroidismo se trata usualmente con una especie de hormona sintética de la tiroides, como Synthroid (de los laboratorios AbbVie), que debe ser prescrita por un médico. Con eso se busca reemplazar la hormona que es normalmente producida por la glándula de la tiroides. Por lo general, esta terapia de reemplazo hormonal se toma de por vida.

Nació en Barranquilla, Colombia, el 10 de julio de 1972. Dejó sus estudios de odontología para comenzar su carrera como modelo y actriz.

Actualmente es muy reconocida por su papel de Gloria Delgado-Pritchett, en la popular serie de televisión “Moderm Family”, por el cual ha sido nominada a siete premios Emmy.

Ha sido nombrada por Forbes como la mujer número 75 más poderosa del mundo. Es la actriz mejor pagada actualmente en la televisión estadounidense. La revista People la nombró la latina más influyente de EEUU. Vive en Los Ángeles con su hijo Manolo.